Inquietud por una ola de amenazas contra Obama

La mayoría son de carácter racial; el Servicio Secreto, en alerta
(0)
7 de diciembre de 2009  

WASHINGTON ( The New York Times ).- La misión del joven marine, preparada con fotos y mapas, era tan directa como escalofriante. El la llamó Operación Patriota.

Kody Brittingham, de 20 años, escribió que había tomado un juramento de "proteger al país contra todo enemigo, extranjero o interno´´. En una ??carta de intención´´ guardada en sus barracas en Camp LeJeune, identificó a un "enemigo interno´´ al que planeaba eliminar en junio pasado: el presidente Barack Obama. Brittingham se declaró culpable en agosto y espera su sentencia.

Este es apenas uno de los casos, hasta ahora no difundidos, que revelan el elevado número de amenazas contra el presidente, que ha suscitado inquietud en el Servicio Secreto y en la Casa Blanca.

Las amenazas disminuyeron levemente en los últimos meses. Pero los funcionarios dicen que para ellos no es consuelo, porque lo que lo que los preocupa es el origen de la mayoría de las amenazas: la raza de Obama.

La anécdota de la pareja que se coló en una comida en la Casa Blanca ha llevado mucha atención a la seguridad en torno de Obama. Pero son las amenazas que vienen de afuera de la Casa Blanca las que más inquietan al Servicio Secreto.

Un repaso de documentos e informes de policía reveló varios casos. Algunos de los sospechosos son violentos o enfermos mentales con fácil acceso a armas y explosivos. Otros son individuos que sólo profieren amenazas.

Un guardia del aeropuerto de Nueva Jersey, que tenía 43 armas de fuego, fue acusado de amenazar al presidente luego de que unos compañeros denunciaron que un día antes de que Obama aterrizara en Newark había dicho que planeaba abrir un agujero en el cerco del aeropuerto para dispararle al mandatario. John Brek estuvo 29 días preso.

Un pastor de Arizona atrajo la atención de los agentes federales luego de un sermón que incluía súplicas por la muerte de Obama cuando éste y su familia visitaban el estado.

Aunque los casos de ardiente retórica política pocas veces terminan en la justicia, las autoridades los investigan de todas formas. Tal fue el caso del candidato republicano a gobernador de Ohio, que pidió sacar permisos para dispararle a Obama en la temporada de caza.

El Servicio Secreto también investigó a un diario de Pennsylvania que publicó un clasificado que decía: "Que Obama siga los pasos de Lincoln, Garfield, McKinley y Kennedy´´.

"No podemos darnos el lujo de decir que sólo son pronunciamientos políticos", dijo Edwin Donovan, un vocero del Servicio Secreto.

A pesar de que el mayor incremento en el número de amenazas se produjo en los primeros cuatro meses de su presidencia, los funcionarios admiten que la crisis económica ha contribuido a incrementar el enojo con el gobierno.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.