Irak derribó un avión espía de EE.UU.

El Pentágono admitió la pérdida de un aparato de reconocimiento no tripulado
(0)
28 de agosto de 2001  

WASHINGTON.- Un avión espía no tripulado norteamericano, que acompañaba una patrulla de cazabombarderos sobre la zona de exclusión aérea del sur de Irak, habría sido derribado por las defensas antiaéreas iraquíes, admitió el Pentágono.

El avión, un moderno Predator RQ-1B, valuado en 3,2 millones de dólares, "podría haberse estrellado o sido derribado", dijo el Comando Central de Estados Unidos, que dirige las operaciones en el área.

En Bagdad, donde se proclamó el derribo del avión, el ejército iraquí anunció además que aviones de combate aliados mataron a un civil e hirieron a otros tres en una incursión en el norte del país. "Aviones estadounidenses y británicos volaron desde territorio turco y atacaron a civiles e instalaciones de infraestructura, matando a un ciudadano e hiriendo a otros tres", dijo un vocero militar.

Previamente, en declaraciones citadas por la Agencia Iraquí de Noticias, otro vocero gubernamental dijo que las defensas antiaéreas iraquíes derribaron un avión espía estadounidense cerca del puerto petrolífero de Basora, 480 kilómetros al sudeste de Bagdad.

Mayores defensas

El Pentágono había afirmado recientemente que el gobierno iraquí ha intensificado recientemente sus esfuerzos por derribar los aviones de combate estadounidenses y británicos que patrullan las zonas "de exclusión de vuelos" impuestas por los aliados sobre el norte y el sur de Irak.

El 3 de agosto último, el secretario de Defensa estadounidense, Donald Rumsfeld, dijo a los periodistas que Irak había mejorado sus defensas antiaéreas con conexiones de fibra óptica desde que los aviones estadounidenses y británicos golpearon su red antiaérea en febrero.

Las zonas de exclusión aérea fueron impuestas después de que una coalición encabezada por Estados Unidos expulsó a las fuerzas iraquíes de Kuwait en 1991 para proteger a las minorías chiítas y kurdas. Aunque Irak afirmó en varias ocasiones haber derribado aviones aliados, es la primera vez que el Pentágono lo admite.

El Comando Central de Estados Unidos, en la base MacDill de la fuerza aérea, en Florida, indicó que no tenía planes de recuperar el avión Predator. Ninguna tecnología delicada fue comprometida por su pérdida.

El Predator forma parte de un sistema de reconocimiento y ubicación de blancos valorado en 25 millones de dólares y ya fue utilizado durante la guerra de Kosovo, donde al menos uno de los aparatos fue derribado. Un vocero del Pentágono, el teniente coronel de la marina David Lapan, aseguró, en tanto, que todos los aviones tripulados de Estados Unidos sí habían regresado a salvo a sus bases.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?