Irak: nuevos hechos de violencia entre civiles y soldados aliados

Militares norteamericanos abrieron fuego contra una manifestación por segunda vez esta semana; habría dos muertos y una decena de heridos
(0)
1 de mayo de 2003  • 00:30

FALLUJAH.- Soldados de los Estados Unidos dispararon ayer contra manifestantes antiestadounidenses por segunda vez esta semana, durante una demostración en protesta por un previo tiroteo. El alcalde de la ciudad dice que dos personas murieron y 14 resultaron heridas.

Oficiales del ejército dijeron que los iraquíes dispararon contra los soldados en un convoy y que éstos respondieron el fuego.

El tiroteo se produjo menos de 48 horas después de otro incidente durante una manifestación el lunes por la noche que, según funcionarios de hospitales, dejó 15 iraquíes muertos.

No hubo indicación inmediata de bajas estadounidenses. El Comando Central de Estados Unidos en Qatar dijo que investigaba el hecho.

Los incidentes en Fallujah, una ciudad de musulmanes sunitas conservadores y bastión del Partido Baath a 50 kilómetros al oeste de Bagdad, refleja las tensiones crecientes en el lugar mientras las fuerzas estadounidenses tratan de mantener la paz en Irak.

Unos 1000 residentes que marchaban por la calle principal de Faluya se detuvieron frente al cuartel de la División Aerotransportada 82 del Ejército, en un complejo que había pertenecido al Partido Baath de Saddam Hussein. Los manifestantes portaban carteles de condena al tiroteo del lunes por la noche.

Los manifestantes empezaron a arrojar piedras y zapatos al complejo y los soldados dispararon para que se dispersaran. Algunos de ellos regresaron para recoger a los heridos.

El teniente coronel Tobin Green, comandante de un regimiento que reemplazará a la División Aerotransportada en Faluya, dijo que hubo disparos contra un convoy de seis vehículos y que los soldados contestaron el fuego.

"Estas son acciones deliberadas del enemigo para usar la población como escudo", dijo Green, cuyo regimiento vino de Fort Carson, Colorado, hace tres semanas.

El alcalde de Fallujah, Taha Bedaiwi al-Alwani, sostuvo que hubo dos muertos y 14 heridos, y reclamó una investigación y compensación para las víctimas. Agregó que se pidió a los soldados estadounidenses alejarse de las mezquitas, áreas residenciales y otros sitios que puedan herir sensibilidades.

"Mucha gente considera que son fuerzas de ocupación. Y muchos de ellos siguen suspicaces sobre sus intenciones", dijo al-Alwani, exiliado iraquí y adversario del régimen depuesto que regresó al país.

El mayor Michael Marti, un oficial de inteligencia, manifetó que soldados en un convoy que pasaba por el lugar dispararon contra los manifestantes después que éstos les arrojaron piedras.

Funcionarios municipales que presenciaron el incidente dijeron que no vieron ni oyeron que hubiese habido disparos por parte de los manifestantes.

Un grupo numeroso se congregó indignado frente a la municipalidad donde el alcalde y jeques locales se reunieron con militares estadounidenses en un esfuerzo por reducir las tensiones.

"¡Váyanse! ¡Váyanse!", les gritó un manifestante a los soldados estadounidenses.

Fuente: AP

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.