Irán acusó a EE.UU. e Israel por los choques

Los culpó de alentar a los opositores
(0)
30 de diciembre de 2009  

TEHERAN.- Mientras continúa estrechando el cerco sobre el liderazgo opositor con arrestos selectivos, el régimen iraní lanzó ayer una dura embestida contra Estados Unidos e Israel al acusarlos de fomentar el movimiento de protesta disidente, que amenaza tanto al gobierno como al sector conservador de la autoridad clerical.

Tras guardar silencio durante varios días, el presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad, se refirió ayer a las protestas de los últimos días, en las que murieron por lo menos 12 personas, tras la violenta represión desatada por las fuerzas policiales y las milicias Basij.

"La nación iraní vio muchas de estas pantomimas. Un sionista y un estadounidense ordenaron el carnaval", sostuvo el mandatario, un conservador que cuenta con el apoyo de la cúpula clerical, encabezada por el ayatollah Ali Khamenei.

"Las manifestaciones contra el gobierno responden a un guión escrito por sionistas y estadounidenses, que son los únicos espectadores. Es un espectáculo que enferma, pero quienes lo planificaron y quienes participaron se equivocan", agregó Ahmadinejad.

Un vocero de Khamenei, guía supremo de Irán, calificó a los líderes opositores de "enemigos de Dios" que deberían ser ejecutados bajo sharia (la ley islámica). "Aquellos que están detrás de la sedición en el país son mohareb (enemigos de Dios) y la ley es muy clara sobre el castigo a un mohareb ", dijo el ayatollah Abbas Vaez-Tabasi.

Aunque no los nombró, Vaez-Tabasi se refería a Mir Hossein Moussavi, Mehdi Karroubi y Mohammed Khatami, que denunciaron un fraude tras la victoria de Ahmadinejad en las elecciones de junio pasado, que desencadenaron las peores protestas en Irán desde el triunfo de la revolución islámica, en 1979.

En este contexto, decenas de miles de partidarios del gobierno, con imágenes del fallecido fundador de la Revolución Islámica, el ayatollah Ruhollah Khomeini, y de Khamenei, tomaron ayer las calles de varias ciudades del país en apoyo del régimen, en una clara demostración de fuerza.

En tanto, los servicios de seguridad intensificaron ayer los arrestos selectivos con los que el gobierno intenta limitar las capacidades del liderazgo opositor. Shahpur Kazemi, cuñado de Moussavi, fue arrestado tras haber estado en prisión cuatro meses este año.

Además, fueron detenidos el responsable de la asociación de periodistas, Mashalá Shamsolvaezin; la secretaria de esa organización, Bardolsadat Mofidi, y Nushin Ebadi, hermana de la premio Nobel de la Paz Shirin Ebadi.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.