Irán desafía otra vez a Occidente y acelera su programa nuclear

Modernizará sus centrifugadoras de enriquecimiento de uranio; condena de la Casa Blanca
(0)
1 de febrero de 2013  

VIENA.- En una desafiante medida que incrementará las preocupaciones de Occidente e Israel sobre las ambiciones nucleares de Irán, el régimen islámico anunció sus planes de instalar y operar máquinas de avanzada de enriquecimiento de uranio, un salto tecnológico que le permitiría acelerar su capacidad para producir material que podría usarse tanto como combustible para un reactor como para ojivas nucleares.

Irán le informó la semana pasada en una carta al Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) que tiene la firme intención de modernizar las centrifugadoras del sitio nuclear de Natanz, la principal planta de enriquecimiento de uranio, ubicada en el centro del país.

Se calcula que las centrifugadoras pueden enriquecer material nuclear hasta cinco veces más rápido que los equipos que tienen ahora.

En la carta dirigida al OIEA, fechada el 23 de enero pasado, la Organización de la Energía Atómica de Irán informó al organismo de la ONU que va a usar "centrifugadoras del tipo IR2m en la Unidad A-22 de la Planta de Enriquecimiento de Combustible de Natanz".

A su vez, el OIEA pidió más información a Irán en una carta enviada el 29 de enero pasado. En Natanz, Irán enriquece uranio hasta 5% con centrifugadoras IR-1, más lentas que las IR2m que planea instalar.

Según el comunicado difundido ayer por la OIEA basado en la carta enviada por Irán, no estaba claro cuántas nuevas máquinas serían instaladas en Natanz, una planta diseñada para albergar decenas de miles de centrifugadoras, aunque la nota dejó entrever que podría tratarse de hasta 3000 máquinas.

"Hasta ahora, en Natanz sólo enriquecieron uranio hasta el 5%. Sería una sorpresa y una provocación que Irán dijera que ahora está destinado al 20%", dijo un alto diplomático familiarizado con el tema.

Además, destacó que las obras no comenzaron todavía y aclaró que las nuevas máquinas pueden demorar semanas e incluso meses para que entren en funcionamiento una vez que los técnicos comiencen a instalarlas.

La medida tomada por Irán incrementó la preocupación de las potencias occidentales acerca del plan nuclear iraní, ya que consideran que el verdadero objetivo del enriquecimiento de uranio es crear un arsenal atómico, pese a que Teherán insiste en que su programa tiene fines civiles y pacíficos.

La Casa Blanca condenó ayer la decisión de modernizar la planta de Natanz, la calificó de un "paso provocativo" y advirtió que se trata de una "nueva escalada" en el diferendo por el programa nuclear de Teherán.

"La instalación de nuevas centrifugadoras avanzadas es una nueva escalada y una continua violación [...] de las obligaciones de Irán bajo las relevantes resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y del OIEA", dijo el vocero de la Casa Blanca, Jay Carney.

El anuncio de Irán al OIEA coincide con las discusiones entre Teherán y seis potencias mundiales sobre el lugar y la fecha en los que se realizará la postergada próxima ronda de negociaciones, que tienen el objetivo de llegar a un acuerdo para evitar un nuevo conflicto en Medio Oriente.

Estados Unidos, Francia, Alemania, Gran Bretaña, Rusia y China son las potencias involucradas en las conversaciones y quieren que Irán modere su programa de enriquecimiento de uranio.

Durante el año pasado, las potencias occidentales elevaron la presión con sanciones sobre Irán, apuntando, sobre todo, a la vital industria petrolera. Las medidas punitivas están teniendo un impacto cada vez mayor en la economía iraní, pero los líderes religiosos del país no han dado muestras de ceder.

Agencias AP, AFP y Reuters

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.