Irán llamó a luchar por un "régimen islamista"

Khamenei lanzó un llamado a los egipcios
Khamenei lanzó un llamado a los egipcios
(0)
5 de febrero de 2011  

TEHERAN.- El guía supremo iraní, el ayatollah Ali Khamenei, llamó ayer a los egipcios a continuar la movilización contra el presidente Hosni Mubarak hasta instaurar un "régimen popular basado en la religión islámica", que debería inspirarse en el instaurado en Irán en 1979.

"Lo que está ocurriendo en Egipto y lo sucedido en Túnez constituyen una señal del despertar islámico en el mundo", declaró, en un discurso pronunciado, primero en persa y luego en árabe, durante la tradicional oración del viernes en la Universidad de Teherán.

"No retrocedan antes de haber instaurado un régimen popular basado en la religión islámica", dijo Khamenei en árabe, dirigiéndose al pueblo egipcio y tomando la palabra en la oración del viernes por primera vez en los últimos siete meses.

Las declaraciones del guía espiritual iraní y máxima autoridad del país tuvieron lugar poco antes de que decenas de miles de personas empezaran a orar en la Plaza Tahrir de El Cairo, donde se concentran los manifestantes que se oponen a Mubarak.

Para Khamenei, en Egipto, "el clero debería participar, en particular para apoyar a la población cuando viene a las mezquitas coreando consignas hostiles al poder", tal como ocurrió en Irán durante la Revolución Islámica de 1979, que derrocó al régimen del Sha Mohammed Reza Pahlavi, un aliado de Estados Unidos.

"Un verdadero terremoto"

La movilización actual en los países árabes constituye un "verdadero terremoto", capaz de hacer "fracasar irreversiblemente la política estadounidense en la región", agregó el ayatollah, en referencia a la alianza que hace 30 años sellaron Estados Unidos e Israel con el régimen de Mubarak.

Los dirigentes iraníes, que en un comienzo se inquietaron por los acontecimientos en Túnez, con cuyo régimen tenían buenas relaciones, nunca ocultaron su interés por la caída del régimen egipcio, que Teherán considera uno de sus enemigos principales.

Khamenei acusó a Mubarak de ser un "sirviente de los sionistas [...] y los norteamericanos" y dijo esperar que las fuerzas armadas egipcias, cuyo "enemigo principal" es el "régimen sionista [y] no el pueblo", se acerquen a quienes procuran luchar contra el régimen de Mubarak.

"Si Egipto detiene su alianza con [Israel] y adopta su posición real, todas las profecías del fallecido imán se harán realidad", dijo, en referencia al ayatollah Ruhollah Khomeini, líder de la revolución iraní que instó a levantamientos populares en todo el mundo islámico. Irán rompió relaciones diplomáticas con El Cairo en 1980, un año después de la revolución islámica iraní y de los acuerdos de paz entre Egipto e Israel.

Khamenei advirtió que Washington será uno de los mayores perdedores de un "inevitable" cambio de régimen y se verá obligado a revisar sus políticas en Medio Oriente.

El ayatollah, de 71 años, calificó de "mentiras" cualquier sugerencia de que Irán quiera interferir en los asuntos de la región para multiplicar los regímenes islámicos en Medio Oriente, posibilidad que inquieta a Estados Unidos e Israel.

"El despertar de un pueblo es una guerra entre dos voluntades, la voluntad del pueblo y la voluntad de los enemigos del pueblo", indicó Khamenei, que condenó las masivas protestas callejeras que estallaron en Irán tras la disputada reelección de Mahmoud Ahmadinejad, en 2009.

La Casa Blanca condenó el llamado de Irán. "Es sorprendente que Irán haga semejante llamado dadas sus acciones cuando su propio pueblo ejerció los mismos derechos que ejerce ahora el pueblo en El Cairo", dijo Robert Gibbs, vocero presidencial, en alusión a las protestas de 2009.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.