Irán llamó a resistir a Washington

El ayatollah Khamenei pidió a su pueblo que no ceda ante la "propaganda" del gobierno de Bush
(0)
29 de mayo de 2003  

TEHERAN.- El máximo líder religioso de Irán, el ayatollah Ali Khamenei, rechazó ayer las exigencias de Estados Unidos a su país para que combata el terrorismo y modifique su política nuclear, al tiempo que pidió a su pueblo que permanezca unido y resista para combatir al "estúpido orgullo imperialista norteamericano".

"Resistan la imperialista propaganda extranjera que trata de imponer el miedo, perturbar las ideas de los dirigentes y el pueblo", dijo Khamenei durante una sesión del Parlamento.

Añadió que Estados Unidos "persistirá en su empeño contra el régimen islámico, pero tendrá que retroceder, cansado, ya que la resistencia de la creyente nación de Irán hará doblegar el estúpido orgullo norteamericano".

Desde hace semanas, el gobierno estadounidense del presidente George W. Bush lleva adelante una ofensiva diplomática contra Irán por considerar que este país apoya el terrorismo, acoge a dirigentes de la red terrorista Al-Qaeda, de Osama ben Laden, y aspira a tener armas nucleares.

Además, Washington sostiene que el gobierno de Teherán promueve entre la mayoría chiita iraquí la adopción de su propio modelo de Estado islámico y la resistencia a la ocupación anglo-norteamericana.

"El objetivo principal de Estados Unidos es aumentar la presión para que el pueblo y el gobierno de Irán cedan a los designios de esa superpotencia", dijo Khamenei en un discurso citado por la radio estatal.

Algunos legisladores reformistas y clérigos han dicho que es posible que el gobierno islámico iraní corra la misma suerte que el gobierno del derrocado presidente iraquí, Saddam Hussein, si el pueblo de Irán no decide un cambio.

Sin embargo, Khamenei, que tiene la última palabra en todos los asuntos de Estado, dijo que las llamadas al cambio son parte de las tácticas del enemigo para desestabilizar a Irán, país incluido por Bush en su "eje del mal".

"Tenemos que hacer esto y aquello así nos excluyen del eje del mal. ¿Qué clase de trato es éste? ¿Quiénes se creen que son?", dijo Khamenei.

El líder islámico pidió al gobierno de su país, que encabeza el reformista Mohammed Khatami, que "comprenda la importancia de sus funciones e intente con valentía y fe resolver los problemas del país".

Proceso a terroristas

En tanto, el canciller iraní, Kamal Kharrazi, se refirió ayer por primera vez a la posibilidad de que algunos miembros de la red fundamentalista Al-Qaeda detenidos en Irán sean procesados en el país.

"Los que deban ser devueltos a su país lo serán", dijo el jefe de la diplomacia iraní a la prensa, pero aclaró que "aquellos que cometieron actos contra Irán, serán juzgados en Irán".

El canciller negó que algunos órganos del régimen islámico, como los guardianes de la revolución o los servicios de información, protejan a miembros de Al-Qaeda.

"Son acusaciones sin fundamento", afirmó Kharrazi, y agregó que aquellos "son órganos de un gobierno electo y todos en Irán se toman en serio la lucha contra Al-Qaeda".

Kharrazi reiteró que los sospechosos serán interrogados y que se está tratando de aclarar su identidad. "Cuando tengamos más información la haremos pública", se comprometió el canciller.

Hace unos días, Teheran respondió a las presiones de Washington arrestando a algunos miembros de Al-Qaeda, una medida calificada de "insuficiente" por Estados Unidos.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.