La guerra que no termina: el presidente estadounidense busca en Europa la ayuda de sus aliados. Irlanda recibió a Bush con un operativo de seguridad histórico