Israel admitió la muerte de niños árabes por error

Fue durante una incursión de blindados en un mercado
(0)
22 de junio de 2002  

JERUSALEN.- En una jornada en la que se prolongó la escalada de violencia en Medio Oriente, el ejército israelí mató ayer a tres niños y un adulto en un mercado de Jenín, mientras el líder palestino, Yasser Arafat, admitió que era posible lograr un acuerdo de paz con Israel según los términos de la cumbre de Camp David del año 2000.

En la ciudad cisjordana de Jenín, el ejército israelí reconoció en un comunicado que militares de ese país mataron a cuatro palestinos, entre ellos tres niños, "debido a un error del cuerpo de blindados", según dijo el vocero Ron Kitrey, que agregó que "el ejército realizará una investigación del incidente".

Mientras el ejército aseguró que sus soldados dispararon contra personas que "no respetaban el toque de queda", fuentes palestinas afirmaron que los disparos se registraron cuando la gente estaba en el mercado porque las autoridades militares habían levantado la medida durante dos horas para que la población pudiera comprar alimentos.

Las víctimas son Jamil Ghazaui, de 12 años; su hermano Ahmad, de 6 años; Sajida Fahmaui, una niña de 6, e Hilal Chita, de 50.

En Huwara, cerca de Nablus, un palestino de 22 años, Adnan Odeh, murió por disparos de colonos israelíes que regresaban de los funerales de los cinco colonos -incluidos una madre y tres de sus hijos- que murieron anteayer en el ataque contra la vecina colonia judía de Itamar. Los colonos dispararon indiscriminadamente e incendiaron tres vehículos y una vivienda, según testigos.

Además, murieron un niño palestino en Jenín, otro al sur de la ciudad de Gaza y tres hombres en la Franja de Gaza, en el paso de Erez.

Posibilidad de lograr la paz

En tanto, en Ramallah, Arafat aseguró en una entrevista publicada por el diario israelí Haaretz que, pese a la ola de violencia, existe la posibilidad de que los palestinos logren un acuerdo de paz con el primer ministro de Israel, Ariel Sharon. Además, el presidente de la Autoridad Nacional Palestina no desestimó la posibilidad de que los palestinos acepten la propuesta planteada por el gobierno de Estados Unidos de crear un Estado palestino "transitorio".

Dos años después del fracaso de las negociaciones palestino-israelíes en Camp David, Arafat admitió que ahora está dispuesto a aceptar las propuestas presentadas en aquel momento por Bill Clinton, que incluían las correcciones de las fronteras, el canje de territorios y la soberanía israelí sobre el Muro de los Lamentos y el barrio judío del casco viejo de Jerusalén.

En tanto, ante el aumento de los ataques palestinos, el gabinete de seguridad israelí, encabezado por Sharon, decidió ayer proseguir la reocupación de todas las ciudades autónomas de Cisjordania y permanecer en ellas el tiempo necesario para poner fin a los ataques palestinos, indicaron fuentes políticas.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?