Israel arrestó a 17 presuntos terroristas en territorio palestino

Asimismo, retirarán el bloqueo en torno a la ciudad cisjordana de Jerció en respuesta a un descenso significativo de los ataques palestinos; ayer dos palestinos y un médico israelí murieron durante un tiroteo
(0)
26 de diciembre de 2001  • 11:14

JERUSALÉN.- Tropas israelíes arrestaron a 17 presuntos terroristas en una incursión en territorio palestino esta mañana, y retiraron el bloqueo en torno a una ciudad cisjordana en respuesta a un descenso significativo de los ataques palestinos.

En el paso Erez, entre Israel y la Franja de Gaza, comandantes de seguridad israelíes y palestinos se reunieron por primera vez en una semana para tratar de lograr una tregua tentativa, según informaron funcionarios palestinos. El contenido de las discusiones no fue divulgado.

Hoy, tropas israelíes penetraron en la aldea de Azun, controlada por los palestinos y situada al oeste de Qalailiya, y arrestaron a 17 presuntos terroristas, indicó el ejército. Cinco de los arrestados son policías palestinos.

Además, los israelíes levantaron el bloqueo en torno a la ciudad cisjordana de Jericó, permitiendo a los residentes entrar y salir libremente. Como otras comunidades palestinas, Jericó estuvo bajo bloqueo israelí durante la mayor parte del conflicto de 15 meses.

Por su parte, Israel dice que las restricciones son necesarias para evitar ataques terroristas, pero los palestinos las denuncian como un castigo colectivo. Jericó, en el sur del valle del río Jordán, generalmente se mantuvo en calma.

En el extremo norte del valle del Jordán, las fuerzas israelíes protagonizaron ayer un inusitado combate con asaltantes armados que disparaban desde el lado jordano de la frontera con Cisjordania. Un médico israelí murió y un explorador de la unidad resultó gravemente herido. Asimismo, dos atacantes murieron también en el tiroteo.

Fue la operación militar más importante que se ha dado en décadas en la larga frontera, usualmente tranquila. Aún antes de que las dos naciones firmaran un pacto de paz en 1994, el ejército jordano impedía que guerrilleros se infiltraran a Israel.

En tanto, el gobierno israelí continuó absorbiendo las críticas internacionales y locales por no haber permitido que el líder palestino Yasser Arafat asistiera a las celebraciones de Navidad en Belén.

Israel se apegó a su decisión a pesar de las críticas palestinas, de la Unión Europea, del Vaticano, de seis iglesias cristianas con representación en Tierra Santa y de moderados dentro de su propio territorio, como algunos ministros del gabinete y el presidente Moshe Katsav, aliado del primer ministro Ariel Sharon, que, sin embargo, no estuvo de acuerdo con la medida.

Israel considera que Arafat no ha hecho nada por detener los ataques terroristas y que por lo tanto no debe asistir a celebración alguna.

La ausencia de Arafat fue centro de atención en una festividad que fue algo sombría por la falta de turistas.

Fuente: AP

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.