Israel lanzó su primera ofensiva militar tras el repliegue de Gaza

Retomó la política de "asesinatos selectivos" en represalia por ataques de Hamas
(0)
26 de septiembre de 2005  

GAZA.- En la primera gran ofensiva desde el retiro de la Franja de Gaza, la fuerza aérea israelí mató ayer a dos extremistas palestinos, uno de ellos el máximo responsable militar de la Jihad Islámica en el sur de Gaza, mientras que cientos de militantes buscados fueron arrestados en una amplia operación en Cisjordania.

El ataque representó el regreso de la política israelí de "asesinatos selectivos", pero además podría ser el paso previo a una eventual ofensiva terrestre en la Franja de Gaza, en represalia por la ola de ataques con cohetes lanzada en los últimos días por combatientes de Hamas y la Jihad contra blancos en el territorio de Israel.

Fuentes diplomáticas y políticas israelíes explicaron que el gobierno de Ariel Sharon ordenó reanudar la política de "asesinatos selectivos" -suspendida meses atrás- para "aclarar" a las milicias cuáles serán las consecuencias de sus ataques tras el repliegue de Gaza. "El objetivo es que tengan miedo y no puedan salir; presionarlos hasta convencerlos de que no vale la pena disparar contra Israel", indicó un vocero militar.

A última hora, de hecho, el dirigente de Hamas en la Franja de Gaza, Mahmud Zahar, anunció que el movimiento islámico decidió poner fin a los disparos con cohetes contra Israel y respetar el alto el fuego acordado hasta fin de año. "Exhortamos a nuestros grupos militares a que detengan sus operaciones contra el enemigo", indicó Zahar.

Poco antes, aviones y helicópteros israelíes habían disparado varios misiles contra el automóvil en que se desplazaba el dirigente de la Jihad Islámica Mohammed Khalil por un camino costero, según indicaron testigos. El brazo armado del grupo afirmó en panfletos distribuidos en Gaza que esta muerte "abrirá todas la puertas del infierno".

Khalil, de 35 años, murió junto a su guardaespaldas. El ejército lo consideraba responsable por la muerte de por lo menos 17 israelíes en varios sangrientos atentados contra los colonos judíos antes del levantamiento definitivo de los asentamientos en la Franja de Gaza, el pasado 12 de este mes. En uno de los atentados que se le adjudicaban murieron una mujer embarazada y cuatro de sus hijos.

Ayer, además, en el marco de la operación Primera Lluvia, aviones israelíes atacaron supuestas fábricas de armamentos palestinas y otros blancos en la Franja de Gaza, entre ellos una escuela en Gaza que según el ejército israelí servía para la formación de combatientes. Por lo menos 20 personas resultaron heridas allí, mientras que en Cisjordania el ejército arrestó a unos 200 militantes palestinos, algunos de ellos dirigentes políticos de Hamas y la Jihad.

El ejército de Israel también disparó proyectiles de prueba hacia zonas vacías al norte de Gaza, como posible paso previo a un ataque de artillería, y analizaba la posibilidad de una invasión militar por tierra. "Si la calma no reina en Israel, tampoco reinará en Gaza", indicó Sharon en una nota dirigida a los medios de comunicación.

Sin micrófonos

El premier se proponía pronunciar esas palabras en un discurso ante los máximos dirigentes de su partido, el Likud, pero no pudo hacerlo debido a un inesperado problema técnico en los micrófonos. El problema le impidió hablar ante el comité central partidario, que debe elegir hoy a quien lidere las filas conservadoras en las próximas elecciones legislativas.

Aunque el hecho pareció sugestivo, en medio del enfrentamiento que protagonizan Sharon y el ex primer ministro Benjamin Netanyahu, que rivalizan por la conducción del oficialista Likud, la policía israelí se apresuró a señalar anoche que no halló indicios de un sabotaje al sistema de micrófonos, aunque aclaró que la investigación continuará hoy.

Al producirse la falla, partidarios de Sharon acusaron a seguidores de Netanyahu de provocar el problema, que impidió al premier leer su discurso.

En la versión facilitada a la prensa, el premier israelí especificó: "Las fuerzas de seguridad recibieron la orden de hacer todo, digo «todo», para acabar con los disparos de cohetes sobre la zona de Neguev". E hizo hincapié en que su gobierno adoptó la llamada "hoja de ruta [el último plan de paz para Medio Oriente], pero [que] para aplicarla los palestinos deben acabar con las infraestructuras terroristas, desmantelar las organizaciones terroristas, desarmarlas, llevar a cabo reformas de fondo y dejar de incitar al odio".

"Estas son condiciones innegociables", afirmó Sharon en su mensaje.

Críticas de Netanyahu

  • TEL AVIV (EFE).- El ex primer ministro israelí y aspirante a liderar el oficialista Likud, Benjamin Netanyahu, acusó ayer al premier Ariel Sharon de convertir ese partido nacionalista en una formación de izquierda. "Tenemos que decidir si somos el Likud o estamos a la izquierda del [partido pacifista] Meretz", dijo Netanyahu al pedir a los integrantes del comité central partidario que votaran hoy en favor de adelantar las primarias del Likud, en las que se propone poner fin al liderazgo de Sharon. Netanyahu también repudió el repliegue israelí de la Franja de Gaza al afirmar que Israel "no obtuvo nada" a cambio.
  • Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?