Israel teme "atentados espectaculares"

Los grupos terroristas Hamas y Jihad Islámica atacarían objetivos estratégicos Lo afirmaron fuentes militares israelíes, luego de que ambas organizaciones extremistas se negaran a detener la violencia Arafat aseguró que no es prisionero de los israelíes
(0)
19 de diciembre de 2001  

RAMALLAH.- La capacidad del líder palestino, Yasser Arafat, de reflotar el proceso de paz con Israel volvió a quedar comprometido ayer por las amenazas de los grupos terroristas Hamas y Jihad Islámica, que prometieron seguir adelante con su plan de "atentados espectaculares".

Fuentes militares israelíes dijeron ayer que ambas organizaciones extremistas y otros grupos terroristas pro palestinos se están preparando para cometer "atentados" contra "objetivos estratégicos" en Israel.

De esta manera, luego del rotundo rechazo de los grupos de resistencia palestinos para que cesen los ataques contra Israel a fin de permitir reencauzar las negociaciones de paz, la tensión volvió a resurgir en las filas palestinas en las últimas horas, debilitando el liderazgo de Arafat, que ayer negó que se encuentre "prisionero" de Israel.

"No estoy prisionero de los israelíes", enfatizó Arafat , luego de haber quedado virtualmente acorralado por tanques israelíes, que días atrás se apostaron a pocos metros de sus oficinas en esta ciudad, y aseguró que saldrá de Ramallah con destino a Belén, en Cisjordania, el día de Navidad.

Mientras tanto, el líder palestino volvió a recibir ayer fuertes presiones de Israel y de los Estados Unidos para que finalicen los ataques terroristas contra blancos israelíes.

Incluso, haciéndose eco de comentarios de líderes israelíes, Estados Unidos dijo ayer que Arafat debe convertir sus promesas en acción. "Ahora debe haber acción. Queremos ver acción", dijo desde Washington el secretario de Estado norteamericano, Colin Powell, quien más tarde dialogó con los líderes de ambos gobiernos para impulsar nuevas vías de acuerdo.

En tanto, las posiciones encontradas que conviven en el gobierno de Ariel Sharon quedaron ayer en evidencia cuando el ministro de Turismo israelí, Beni Eilón, admitió que el secretario general de Al Fatah, Marwan Barghouti, uno de los más importantes líderes palestinos debajo de Arafat, se encuentra "en el punto de mira" de las fuerzas israelíes.

En la misma jornada, el canciller israelí, Shimon Peres, admitió que trabajaba para encontrar una salida al proceso de paz y con ese objetivo dijo que debatirá con el premier Sharon la posibilidad de alcanzar un acuerdo con Arafat. "Hay que proceder a un reparto de tierra y crear un Estado palestino", dijo.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.