Italia, ante un referéndum clave para la estabilidad de Renzi en el poder

La consulta sobre una reforma de la Constitución se convirtió en una amenaza para el premier
Elisabetta Piqué
(0)
4 de diciembre de 2016  

ROMA.- Hoy será el día de la verdad para Matteo Renzi . En un clima de gran suspenso y con la sombra del Brexit al acecho, los italianos deberán decidir si decirle sí o no a una reforma constitucional impulsada por el joven primer ministro italiano, en un referéndum que se convirtió en una amenaza para su gobierno y que polarizó como pocas veces al país.

Los últimos sondeos le daban al no una ventaja de entre cinco y siete puntos, aunque remarcaban la existencia de un 25% de indecisos, la clave de la consulta.

Aunque en las filas de Renzi se hablaba de "remontada", la incertidumbre es máxima, sobre todo después de los estrepitosos fracasos de las encuestas antes del Brexit, el referéndum en Colombia y las elecciones en Estados Unidos.

La tensión es alta sobre todo porque Renzi -impulsor de una reforma que apunta a darle más estabilidad al Poder Ejecutivo y echa por tierra el "bicameralismo perfecto" italiano- cometió el error de personalizar la contienda. Y más de una vez afirmó que en caso de perder se iría, lo que abrió un escenario de incógnitas: ¿elecciones anticipadas? ¿Formación de un gobierno "técnico"?

Vista la inmensa deuda pública de Italia -equivalente al 133% del PBI- y su estancamiento económico, desde hace meses algunos diarios británicos pintan escenarios apocalípticos en caso de una victoria del no. El fin del gobierno de Renzi, que significaría una victoria para el Movimiento Cinco Estrellas (M5E), antisistema y populista, del cómico genovés Beppe Grillo, pondría muy nerviosos a los mercados.

En vísperas del voto, no obstante, no reinaba ningún ambiente de catástrofe en Italia, sino más bien de hartazgo luego de una campaña electoral demasiado larga y, para muchos, incomprensible.

"La verdad, todavía no decidí si voy a ir a votar, ni qué votar. En lugar de estar seis meses discutiendo de reformas de la Constitución que a nadie le importan, los políticos deberían pensar en los jóvenes que no encuentran trabajo. Ese es un problema de toda Italia", señaló a LA NACION Sofia Assente, estudiante de 24 años.

La reforma, que modifica 47 de los 139 artículos que integran la Carta Magna redactada en 1948, tras la Segunda Guerra Mundial y el "Ventennio" fascista, busca agilizar el proceso legislativo y garantizar mayor estabilidad política. La ingobernabilidad, de hecho, es uno de los grandes males de Italia, que tuvo nada menos que 63 gobiernos en 70 años de democracia.

De ganar el sí, sólo la cámara de Diputados podrá legislar y votar la confianza al gobierno, que con esta reforma será más fuerte y más estable. Y el Senado pasará a ser un órgano de representación regional casi decorativo, con muchos menos legisladores: de 315 miembros, pasará a tener 100 y cinco nombrados por el jefe de Estado. Sólo tendrá competencia legislativa plena sobre reformas constitucionales.

En otro punto importante, la reforma certifica la abolición definitiva de las 110 provincias italianas una vez que sus funciones hayan ido disminuyendo en forma progresiva; y el fin del Consejo Nacional de la Economía y el Trabajo, un organismo creado en 1948 que ningún italiano siquiera sabe que existe y que consume unos 20 millones de euros por año.

Los detractores de la reforma de Renzi sostienen que significará una virtual "dictadura", ya que le otorga todo el poder a la cámara de Diputados -la única que podrá legislar y ya sin poder de veto de parte del Senado-, y así, al gobierno de turno. Los impulsores del no son las principales fuerzas de oposición al gobierno de Renzi, es decir, el M5E, la xenófoba Liga Norte y el ex premier Silvio Berlusconi.

En un fenómeno transversal, también auspicia el no un grupo rebelde del propio Partido Democrático (PD), de Renzi, mientras que también en el campo de la fragmentada derecha y entre varios famosos berlusconianos hay varios sostenedores del sí.

El poder, en juego

Matteo Renzi

Primer ministro italiano

  • Los italianos votan hoy en un referéndum sobre una reforma constitucional impulsada por el joven premier italiano
  • La consulta, que busca agilizar el proceso legislativo y garantizar mayor estabilidad política, se convirtió en una prueba de fuego para su futuro al frente del gobierno

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.