Jair Bolsonaro respaldó a su superministro de Economía y despejó rumores