Jornada sangrienta en Irak: 50 muertos

Por lo menos 10 estadounidenses y 40 iraquíes perdieron la vida en distintos ataques, incluido un atentado suicida marítimo Dos marines murieron al estallar tres botes cerca de una plataforma petrolera También hallaron los restos de un sargento desaparecido hace dos semanas
(0)
25 de abril de 2004  

BAGDAD.- Por lo menos diez estadounidenses y 40 iraquíes murieron ayer en Irak, en una trágica jornada que incluyó una de ola de ataques con bombas, cohetes, morteros y hasta un atentado suicida marítimo. Además, un sargento norteamericano que había desaparecido el 9 del actual fue hallado sin vida, anunció un comunicado militar.

En el que se considera el mes más sangriento para las tropas de la coalición desde la caída del régimen de Saddam Hussein, cinco militares norteamericanos murieron en la madrugada, cuando un grupo de insurgentes disparó varios proyectiles contra una base militar de Taji, al norte de Bagdad.

En otro incidente separado, dos soldados norteamericanos fueron abatidos en una emboscada cerca de la ciudad de Kut, al sur de Bagdad, indicó la policía iraquí del sector.

Asimismo, la coalición anunció en un comunicado que un marine norteamericano falleció por las heridas sufridas hace 10 días en combates contra rebeldes sunnitas en la región de Fallujah.

En otro comunicado también se informó sobre el hallazgo de los restos de Elmer Krause, un sargento estadounidense de 40 años desaparecido en la misma emboscada en la que fue capturado el soldado Keith Matthew Maupin, quien apareció en un video junto a sus captores y aún permanece secuestrado.

Además, otros dos marines murieron y cuatro resultaron heridos cuando tres botes explotaron cerca de una plataforma petrolera iraquí y de dos buques cisterna ubicados frente a la costa de Basora. Al parecer, se trató de ataques suicidas coordinados y no hubo daños a las instalaciones, informó el ejército británico.

Los insurgentes atacaron en los últimos meses oleoductos y otras instalaciones petroleras iraquíes, pero el atentado marítimo de ayer es el primero de este tipo desde que comenzó la invasión liderada por los Estados Unidos, en marzo de 2003.

La primera explosión se produjo cuando un buque de guerra de la coalición que patrullaba el Golfo Pérsico divisó un pequeño bote cerca de una plataforma petrolera, explicó el capitán Hisham H. Halawi, vocero del ejército británico. El barco militar, agregó, envió entonces a un equipo hacia la embarcación para inspeccionarla, pero ésta explotó apenas los hombres subieron a bordo.

Casi al mismo tiempo, otros botes estallaron al lado de dos buques cisterna ubicados cerca de las instalaciones petroleras de Abbott, al sur del principal puerto iraquí, Um Qasr.

El ataque de ayer recuerda por sus características al perpetrado en octubre de 2000 contra el destructor estadounidense USS Cole. El buque estaba anclado en el puerto yemenita de Adén cuando fue embestido por una lancha cargada de explosivos, acción en la que murieron 17 marines.

Las víctimas iraquíes

El de ayer también fue un día fatídico del lado iraquí, que vivió los siguientes episodios de violencia:

  • Dos proyectiles impactaron en un abarrotado mercado del barrio chiita de Sadr, dejando 14 muertos y 36 heridos. Los enfurecidos habitantes acusaron a aviones norteamericanos de haber lanzado los misiles contra el barrio, que lleva el nombre del clérigo rebelde Muqtada al-Sadr, y donde es muy fuerte la resistencia contra la ocupación. No obstante, las fuerzas norteamericanas negaron toda implicación en el hecho.
  • Otros 14 civiles murieron y 11 resultaron heridos cuando el ómnibus en que viajaban pasó por encima de una bomba que tenía como objetivo a soldados norteamericanos apostados cerca de Iskandariya, 50 kilómetros al sur de Bagdad
  • En Tikrit, antiguo feudo de Saddam Hussein, cuatro policías iraquíes murieron en un atentado perpetrado con un coche bomba cerca de una base estadounidense.
  • Cinco iraquíes murieron en enfrentamientos entre tropas polacas y las milicias de Al-Sadr en Kerbala.
  • En Bagdad, una traductora iraquí y su marido fueron asesinados a tiros por desconocidos.
  • Un civil iraquí fue quemado vivo en su vehículo tras quedar atrapado en un tiroteo cerca de una base de la coalición situada entre Najaf y Kufa.
  • En tanto, militares estadounidenses multiplicaron sus advertencias de que lanzarían un nuevo asalto sobre la ciudad sitiada de Fallujah, donde los marines mataron anteanoche a unos 30 insurgentes, puesto que los milicianos no habían obedecido la orden de entregar sus armas pesadas. Ayer, un niño de dos años murió al ser alcanzado por una esquirla cuando tres proyectiles impactaron en una vivienda de la asediada ciudad.
  • Admisión de Hoon sobre el caso Kelly

  • LONDRES (ANSA).- El ministro de Defensa británico, Geoff Hoon, admitió por primera vez errores en el caso de David Kelly, el experto en armas de destrucción masiva en Irak cuyo suicidio hizo temblar al gobierno de Tony Blair. Según Hoon, el Ministerio de Defensa se equivocó por no advertirle al científico que su nombre iba a ser revelado, en una entrevista con el diario Daily Telegraph. Kelly, de 59 años, se suicidó el 17 de julio de 2003 luego de ser indicado como la fuente de un informe de la BBC que acusaba al gobierno de haber exagerado la amenaza que representaba el régimen de Saddam Hussein.
  • ADEMÁS
    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.