Jóvenes casi se ahogan por sacarse selfies en el lago congelado del Central Park