Julio Borges, el nuevo líder opositor en la mira del chavismo

Impulsan un procedimiento para retirarle el fuero y abrirle un juicio por complot
(0)
25 de febrero de 2015  

CARACAS (AP).- En el marco de la campaña de represión contra la oposición, la bancada chavista en la Asamblea Nacional (Parlamento) está impulsando un procedimiento para retirarle el fuero parlamentario al congresista Julio Borges, una de las principales figuras de la oposición, y abrirle un juicio por su presunta vinculación con un complot.

Borges se convertiría así en el segundo dirigente sometido a proceso en menos de una semana, tras la detención y el encarcelamiento del alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, recluido en la prisión de Ramo Verde desde la semana pasada.

Ante la estrategia del oficialismo, Borges dijo ayer que independientemente de las acciones que se inicien contra algunos dirigentes, la oposición seguirá enfocada en las elecciones parlamentarias de este año.

"Lo que nos queda ahorita es defendernos en todas las instancias y que el país sepa que al final tenemos que lograr un cambio y que ese cambio lo vamos a lograr todos los venezolanos con la Asamblea Nacional'', dijo Borges.

El congresista consideró su proceso un caso de "violencia política", y sostuvo que el oficialismo decidió emprender acciones en su contra porque Primero Justicia ha sido el partido que ha defendido con más fuerza los comicios parlamentarios, "y eso es algo que teme el gobierno en este momento".

Primero Justicia es la principal fuerza opositora del país, de la cual forma parte el líder opositor y ex candidato presidencial, Henrique Capriles, gobernador del estado de Miranda.

Como parte del endurecimiento de las acciones contra la oposición en los últimos días, la directiva oficialista de la Asamblea Nacional convocó ayer a una sesión en la que espera impulsar el proceso para retirarle la inmunidad a Borges, dirigente y coordinador nacional de Primero Justicia.

La Constitución otorga inmunidad a los funcionarios elegidos por votación popular, y establece que para poder someterlos a un proceso judicial, el Tribunal Supremo de Justicia debe autorizar el retiro de la protección legal, decisión que luego debe ser avalada por la Asamblea Nacional.

La estrategia contra Borges comienza cinco días después del encarcelamiento de Ledezma, que fue acusado por el gobierno de Nicolás Maduro de estar implicado en un supuesto golpe de Estado.

Un grupo de congresistas oficialistas acudió anteayer a la fiscalía general para solicitar una investigación contra Borges por su supuesta relación con un plan para derrocar a Maduro.

"Hay suficientes elementos para quitarle la inmunidad y que este señor [Borges] vaya a ocupar un calabozo'', dijo a una radio local el diputado oficialista Darío Vivas, pero no mostró pruebas.

La coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) rechazó los señalamientos y las acciones emprendidas contra Borges y otros dirigentes, y planteó que el gobierno busca con estos procesos desviar la atención "porque está sumamente desesperado por la compleja situación económica que enfrenta el país y la pérdida de popularidad de Maduro", que cuenta con un respaldo popular inferior al 22%, según varias encuestas.

Ledezma, Borges, 11 oficiales (algunos de ellos retirados) y un empresario fueron señalados la semana pasada por las autoridades de estar implicados en un supuesto complot para derribar al gobierno de Maduro.

Desde que asumió el gobierno en abril de 2013, el presidente venezolano ha denunciado más de una docena de planes de sabotaje, magnicidios y complots en su contra, pero hasta el momento las autoridades no han informado sobre el avance de las investigaciones de esas denuncias.

Venezuela está sumida en una grave crisis económica, con una inflación desbordada que cerró el año pasado en el 68,5%, un severo desabastecimiento de algunos bienes básicos y una recesión que podría profundizarse este año por el descenso de los precios del crudo, principal fuente de ingresos del país.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.