En Vietnam Kim hizo algo que no había hecho nunca: respondió una pregunta de un periodista extranjero

Kim visito la embajada de Corea del Norte
Kim visito la embajada de Corea del Norte Crédito: KCNA vía REUTERS
(0)
28 de febrero de 2019  • 07:36

HANOI (AFP).- Hay gobiernos que ya hablan de fracaso. Alemania y Corea del Sur se pronunciaron tras la cumbre sin acuerdo entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, y destacaron que lamentan no se haya avanzado en la desnuclearización de Pyongyang. Sin embargo, hubo un pequeño éxito en el mano a mano que tuvo lugar en Vietnam.

Durante su segunda cumbre con Trump, Kim se mostró relajado e hizo algo que no había hecho nunca: respondió la pregunta de un periodista extranjero.

Lo hizo justo cuando él y Trump se sentaron para reanudar sus conversaciones cara a cara. Entonces un reportero de The Washington Post le preguntó si tenía confianza en poder alcanzar un acuerdo, Kim se inclinó ligeramente hacia atrás para escuchar la traducción de boca de su intérprete y dijo: "Bueno, es muy pronto para hablar. Pero no me declararía pesimista".

"Basándome en lo que siento ahora, tengo el presentimiento de que se lograrán buenos resultados", añadió sin saber que horas después el republicano abandonaría antes la reunión y sin firmar documentos por no estar conforme con los requerimientos que le imponía.

A lo largo de la mañana el líder de Pyongyang respondió a otras preguntas de periodistas y sin embargo los observadores advierten que no debe interpretarse como una muestra de apertura del régimen.

Kim visito la embajada de Corea del Norte
Kim visito la embajada de Corea del Norte Fuente: Reuters - Crédito: KCNA vía REUTERS

Kim y los medios

La primera vez que un periodista extranjero le planteó una pregunta, Kim no reaccionó. Era 2013, el líder norcoreano hacía poco que había asumido el gobierno del país tras la muerte de su padre y la prensa internacional había sido invitada a Pyongyang con motivo del 60º aniversario del final de la Guerra de Corea. Tras una ceremonia en un museo dedicado al conflicto, el líder apareció de pronto en un pasillo y los periodistas salieron rápido a su encuentro.

"¡Kim Jong-un! ¡ Channel Four News, de Reino Unido!", gritó un reportero a su paso. "¿Qué mensaje está intentando enviar a Occidente?". No se inmutó. Kim avanzó por el pasillo, rodeado por sus asistentes y regalando al camarógrafo un plano de la parte posterior de su cabeza.

Seis años y varias cumbres con los presidentes de China, Corea del Sur y Estados Unidos después, su semblante parece haber cambiado.

A nivel nacional, Pyongyang controla de cerca todas las apariciones y representaciones del dirigente. La televisión estatal a menudo evita emitir el sonido original de sus eventos y en su lugar un presentador lee un despacho de la agencia de noticias oficial, KCNA, mientras se muestran imágenes fijas o de video.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.