Kim le dioun ultimátum a Trump y exigió "buena actitud"

En un discurso en el que endureció el tono, fijó fin de año como límite paraque EE.UU. mejore los términos del acuerdo
(0)
14 de abril de 2019  

PYONGYANG.- Con las negociaciones nucleares estancadas tras un arranque favorable y una sorpresiva afinidad personal, el líder norcoreano, Kim Jong-un, se mostró dispuesto ayer a reunirse otra vez con Donald Trump, aunque exigió una "buena actitud" para el avance del diálogo y estableció fin de año como fecha límite para que Washington plantee términos mutuamente aceptables para lograr un acuerdo.

Kim expresó su intención de reunirse con el republicano durante un discurso en el Congreso norcoreano, en respuesta a un comentario de Trump el día anterior en una conversación con el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, a quien recibió en la Casa Blanca. Pero Kim subió la apuesta del magnate y decidió ponerle presión.

"No dudaré en firmar un acuerdo, pero solo si está escrito de manera que satisfaga los intereses de la República Popular Democrática de Corea y de Estados Unidos, que sea justo y mutuamente aceptable, y eso dependerá de la actitud y los cálculos con los que asista Estados Unidos", afirmó Kim frente a los legisladores.

La primera cumbre entre el líder norcoreano y el presidente norteamericano, en junio pasado, en Singapur, concluyó con una declaración común que hacía referencia a la "desnuclearización completa de la Península de Corea", una formulación vaga que les permitió a las dos partes hacer interpretaciones muy diferentes. La segunda cumbre, en febrero, en Hanoi, concluyó sin avances concretos sobre esta cuestión.

Ese encuentro tropezó con la cuestión de la retirada de las sanciones que reclama Pyongyang. Trump dijo que Kim exigió la retirada de todas las sanciones vigentes en su contra por su programa nuclear y sus ensayos balísticos, mientras que los norcoreanos dijeron solo haber exigido una retirada "parcial".

"Nosotros por supuesto valoramos la importancia de resolver problemas a través del diálogo y las negociaciones, pero el diálogo al estilo estadounidense de imponer sus exigencias de manera unilateral no va con nosotros, y no nos interesa", afirmó Kim durante el discurso.

"Esperaremos pacientemente hasta fines de año para que Estados Unidos tome una decisión valiente", añadió Kim. Y, como quien no quiere mezclar los negocios con la amistad, aclaró que su relación personal con el magnate aún es fuerte, e incluso añadió que pueden "escribirse cartas" cuando quieran.

Trump respondió diciendo que estaba de acuerdo en cuanto a las relaciones personales y también dejó abierta la puerta para otra cumbre.

"Estoy de acuerdo con Kim en que nuestras relaciones personales siguen siendo muy buenas, quizás el término excelente sería más preciso, y que sería bueno tener una cumbre por tercera vez, entendiendo claramente cuáles son nuestras posturas", escribió en Twitter. "Corea del Norte tiene un tremendo potencial de crecimiento extraordinario, éxito económico y riquezas bajo el liderazgo del presidente Kim", añadió Trump. "Espero que llegue el día, que podría ser pronto, cuando las armas nucleares y sanciones puedan ser retiradas y luego ver cómo Corea se convierte en uno de los países más exitosos del mundo", agregó el mandatario.

El diálogo con China, en la fase final

  • El secretario del Tesoro norteamericano, Steven Mnuchin, dijo ayer que las negociaciones comerciales con China se están acercando a su fase final. Desde enero pasado, ambos países trabajan para intentar resolver una disputa comercial que lleva más de nueve meses, pero las conversaciones se extendieron más de lo que las autoridades habían pronosticado al principio.
  • Washington y Pekín mantienen un optimismo cauto, sin asegurar que el diálogo termine en acuerdo.
  • "Es más importante que las cosas salgan bien que establecer una fecha arbitraria", indicó Mnuchin, al precisar que espera que ambos países se estén "acercando a la ronda final de temas".
  • Un tema central para Estados Unidos es la insistencia en que el país pueda volver a imponer aranceles en caso de un incumplimiento por parte de China. El acuerdo que busca el gobierno de Donald Trump tiene como objetivo principal reducir el enorme déficit comercial con el país asiático.

Agencias AFP, AP y ANSA

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?