La Alianza entró en cuevas de Ben Laden

En una avanzada masiva, líderes tribales antitalibanes tomaron casi la totalidad de Tora Bora y los accesos al complejo
(0)
11 de diciembre de 2001  

KABUL.- Apoyados por una intensa campaña aérea norteamericana, los mujahiddines antitalibanes estrecharon ayer el cerco sobre Osama ben Laden y tomaron casi toda la región de Tora Bora. De esa forma, lograron entrar en el complejo de cuevas en el que, según insistió ayer Washington, está escondido el terrorista saudita, aunque comandantes rebeldes advirtieron que el líder de Al-Qaeda ya puede haber escapado.

Las fuerzas locales afganas tomaron ayer a última hora de la tarde el control de la práctica totalidad de Tora Bora, por lo que las tropas de Al-Qaeda -unos 1000 hombres- no conservan más que la cima de la montaña, según declaró el jefe militar de la Alianza del Norte Hazrat Alí.

"Controlamos toda el área de Milawa y Tora Bora, excepto un sitio, la cima", dijo Alí desde Jalalabad.

Entre el área controlada estaría el estratégico túnel de abastecimiento para el complejo de cuevas que habría actuado como hogar de Ben Laden en las últimas semanas.

Las filas de la Alianza también habrían ocupado todas las posiciones de artillería de la red terrorista. "Hemos capturado todas las posiciones de Al-Qaeda donde había armamento pesado", manifestó.

La avanzada de los mujahiddines fue "rapidísima", tanto que los milicianos que huían "no tuvieron tiempo siquiera de rescatar los cadáveres de sus compañeros", agregó.

Desde la madrugada de ayer hasta primera hora de la tarde, proyectiles lanzados por aviones B-52 y B-1 de Estados Unidos acompañaron la embestida de las fuerzas antitalibanas, en el sexto día de masiva ofensiva. Y, por tercera vez desde el comienzo de la ofensiva, Estados Unidos apeló a la bomba denominada "corta margaritas", de más de 6800 kilos. El proyectil, una de las armas convencionales más poderosas que existen, fue lanzado sobre el área montañosa de Tora Bora para destruir las cuevas, pero el Pentágono no pudo confirmar el nivel de daños causado.

Aun así, varios comandantes antitalibanes advirtieron ayer que los ataques aéreos no lograrán forzar el escape de los hombres de Al-Qaeda de las cuevas de Tora Bora, un complejo a 350 metros de profundidad, y que sólo una bomba atómica podría destruirlas.

Anoche, los combates en tierra continuaban en ciertas laderas de las Montañas Blancas y Estados Unidos anunció que había capturado a uno de los más altos líderes militares del régimen talibán, Mohammed Faisal.

A pesar del avance de las tropas, los líderes de la Alianza en la zona aseguraron que no será posible encontrar a Ben Laden en Tora Bora y que el terrorista incluso podría estar ya en la frontera con Paquistán. "Algunos de sus parientes han conseguido entrar ya en territorio paquistaní", advirtió el director de los servicios secretos de la Alianza, el general Nematula Yalili.

Difundirán el video

Sus palabras se contradicen con las del subsecretario de Defensa norteamericano, Paul Wolfowitz, que ayer insistió en Washington en que Ben Laden y el líder de los talibanes, el mullah Mohammed Omar, siguen aún escondidos en esa área montañosa.

Para estrechar aún más el cerco sobre el terrorista saudita, la Casa Blanca decidió ayer publicar por primera vez evidencias sobre la responsabilidad de Ben Laden en los atentados de septiembre.

El video descubierto en Jalalabad en el que el terrorista festeja por la destrucción de las Torres Gemelas será difundido mañana. "Quien vea este video -aseguró el presidente George W. Bush- se dará cuenta de que Osama ben Laden es un diablo."

Día 65 / Parte de guerra

Cerco a Tora Bora

La Alianza del Norte informó que ya controla la mayor parte de la región donde se escondería Osama ben Laden y otros líderes de la red terrorista Al-Qaeda. En tanto, bombardeos B-52 de Estados Unidos intensificaron sus ataques sobre las Montañas Blancas.

Marines en Kabul

Los infantes de marina estadounidenses entraron en la capital afgana y tomaron el control del edificio donde funcionó hasta 1989 la embajada norteamericana.

Tanques en Kandahar

Blindados de Estados Unidos ingresaron ayer en la ciudad para cortar cualquier vía de escape a los talibanes y miembros de Al-Qaeda rendidos en el último bastión del régimen.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.