Coronavirus. "Caos y saqueos": la advertencia de Jair Bolsonaro contra el aislamiento

Pese al avance del coronavirus, el presidente de Brasil quiere que el país no haga cuarentena
Pese al avance del coronavirus, el presidente de Brasil quiere que el país no haga cuarentena Fuente: Archivo - Crédito: Sergio Lima/AFP
(0)
25 de marzo de 2020  • 09:20

RÍO DE JANEIRO.- El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, insiste en su postura de bajarle el tono a la crisis desatada por la pandemia de coronavirus y en esa línea hoy, al salir de la residencia presidencial, el Palacio de la Alvorada, lanzó una advertencia y dijo que si el país no se normaliza, se desatará el caos.

El mandatario de derecha, que ya caracterizó al brote como "una gripecita" y "una fantasía", afirmó que Brasil se enfrenta a un "horizonte de caos" con saqueos y violencia callejera similar a las protestas iniciadas en 2019 en Chile en caso de que "no se vuelva a la normalidad" y se sostengan las restricciones en las ciudades.

"El caos está en nuestra cara. Podemos tener saqueos. Vamos a tener caos y virus: necesitamos que el pueblo vuelva a trabajar. Los gobernadores son irresponsables en parar la economía con sus medidas", indicó esta mañana en una misma comparecencia en la que defendió al presidente de Estados Unidos, Donald Trump , que muestra una actitud similar a la suya respecto del impacto de la enfermedad.

Ayer el presidente se había mostrado de igual forma al declarar que la preocupación por el nuevo coronavirus es exagerada y acusar a los diarios brasileños de tratar de avivar una histeria en el país.

En un discurso televisado a nivel nacional, Bolsonaro señaló que los medios de comunicación se habían aprovechado de la cifra de muertos en Italia. "El virus llegó, lo estamos enfrentando, y pasará en poco tiempo. Nuestras vidas deben de continuar, los trabajos deben mantenerse", dijo y añadió que algunos estados deberían abandonar su política de prohibir el transporte público, cerrar los negocios y escuelas, y de pedir un confinamiento en casa a sus residentes.

Sin embargo sí señaló que la gente debería estar "muy preocupada" por transmitir el virus a otras personas, sobre todo a padres de familia y abuelos.

Mientras hablaba, algunos brasileños que se encuentran en cuarentena voluntaria protestaron contra lo que consideran una actitud indiferente a la pandemia golpeando ollas y sartenes desde sus ventanas.

Bolsonaro es criticado por cómo maneja la pandemia, por cómo minimiza el impacto del virus y también por asistir a un mitin el 15 de marzo en el que estrechó las manos de sus simpatizantes pese a que las autoridades, incluido su propio ministro de salud, ordenaban a la gente evitar reuniones y también pese a la cantidad de funcionarios de su gobierno que tras un viaje a Estados Unidos dieron positivo.

En Brasil ya se contabilizaron 2200 casos y 46 muertos.

Agencias AP y Télam

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.