La Argentina, cerca de la indefensión