La caída del precio del petróleo no cede e impulsa un nuevo hundimiento del rublo

Después de una jornada negra, el barril de crudo de Texas sigue en baja y se consigue en 49,02 dólares; la moneda rusa se devaluó 15%; las bolsas europeas se recuperan
(0)
6 de enero de 2015  • 12:23

LONDRES.- El precio del petróleo sigue cayendo y los mercados tambalean. La economía mundial no parece tener un panorama alentador en este 2015. Así lo demuestra lo que va de la primera semana del año, con una economía global golpeada por la sobreproducción de crudo y el temor a un nuevo terremoto en la Unión Europea con las elecciones anticipadas en Grecia.

Hoy, al comienzo del día, el precio del crudo se hundía a mínimos de cinco años y medio, profundizando una caída de un 5 por ciento ayer luego de que se intensificaran las preocupaciones sobre un superávit global de suministros.

El petróleo de "light sweet crude" en Estados Unidos (WTI) se conseguía al mediodía en 49,02 dólares, su nivel más bajo desde el 27 de abril de 2009, luego de bajar a 48,47 dólares, su menor nivel desde abril del 2009, superando así la barrera psicológica de los 50 dólares.

Por su parte, hacia las 11.46 (en la Argentina), el barril de Brent del mar del Norte para entrega en febrero valía 52,13 dólares en el Intercontinental Exchange (ICE) de Londres, 0,98 dólares menos que ayer al cierre. Hacia las 6.40, el barril de Brent cayó a su nivel más bajo desde el 1° de mayo de 2009, a 51,23 dólares.

El precio del crudo sufre de la abundante oferta que hay en el mercado y que no empezará a caer antes de la segunda mitad de 2015, según varios analistas.

El rublo, afectado

Como consecuencia de la caída de los precios del petróleo, el rublo se desplomó hoy en los mercados y llegó a cambiarse en la Bolsa de Moscú por encima de los 64 rublos por cada dólar estadounidense.

Con el país metido de lleno en un larguísimo puente festivo, que se prolongará aún hasta el próximo 12 de enero, el Banco Central de Rusia mantiene invariable la cotización oficial de la moneda nacional, fijada el pasado 30 de diciembre en 56,23 rublos por dólar.

Pero, tras la apertura ayer de los mercados bursátiles, el rublo ha llegado a registrar una depreciación cercana al 15 por ciento en relación a su última cotización oficial, presionado por el precio del petróleo Brent.

Con la marca alcanzada hoy en la paridad entre el rublo y el dólar, la moneda rusa ha perdido prácticamente el 50 por ciento de su valor desde el 1° de enero de 2014, cuando se cambiaba a razón de 32,6 rublos por cada billete verde.

La divisa rusa lleva más de dos meses sometida a diversas y duras presiones que han sumido su cotización internacional en una fuerte inestabilidad, con caídas y ascensos vertiginosos que hacen imposible calcular su verdadero valor actual.

El pasado 16 de diciembre, en una jornada que algunos han bautizado como el "martes negro", el rublo perdió el 25% de su valor y alcanzó marcas históricas negativas en su cotización ante el dólar y el euro.

Aunque desde entonces y hasta ayer había logrado recuperar la mayor parte de su depreciación de diciembre, apoyado entre otras cosas por las intervenciones del Banco Central y del Ministerio de Finanzas ruso, afronta el nuevo año en medio de una incertidumbre reconocida tanto por los expertos como el Gobierno ruso.

Además de la caída de los precios del petróleo, las sanciones de Occidente a Moscú por la crisis de Ucrania y la mala situación económica de Rusia han contribuido en los últimos meses a espolear la depreciación de la moneda rusa.

Europa se recupera

Por el contrario, después de la caída en masa de las Bolsas europeas, hoy comenzaron a recuperar terreno, si bien la situación sigue siendo volátil y aún pesa la incertidumbre que genera Grecia y la caída del precio del petróleo.

A media mañana, Frankfurt ya volvía a tener señal positiva (+0,36%) y Milán aceleraba (+1,2%). París se mantenía en un +0,03% y solo Londres retrocedía en un -1%.

Mercados en Asia

Las Bolsas asiáticas sufrieron caídas este martes, penalizadas por las inquietudes suscitadas por la coyuntura europea, la hipótesis de una salida de Grecia de la zona euro y la caída de los precios del petróleo.

El Nikkei de Tokio perdió 3,02% al cierre, Hong Kong 0,99%, Sídney 1,57% y Seúl 1,74%, arrastrados por Wall Street, que registró fuertes pérdidas el lunes. La bolsa de Shanghai cerró con una leva alza de 0,93 puntos.

En el mercado de divisas, el dólar se situaba a 118,94 yenes, en retroceso respecto a la víspera.

El euro, que acaba de cerrar su peor año desde 2005 frente al billete verde y registra ventas masivas por parte de los cambistas, se recuperaba sensiblemente, a 1,1943 dólares contra 1,1864 ayer, su nivel más bajo desde marzo de 2006.

Pero la moneda única europea seguía sometida a presión y bajando frente a la divisa japonesa, a 142,22 yenes, entre otras razones por las declaraciones del presidente del Banco Central Europeo (BCE), que evocó la semana pasada nuevas medidas ante el riesgo de deflación en la Eurozona.

El BCE podría lanzar un programa de flexibilidad cuantitativa, siguiendo los pasos de la Reserva Federal estadounidense (Fed) estos últimos años hasta el pasado mes de octubre, lo que supondría inyectar liquidez en el sistema financiero de la zona euro para estimular la actividad económica y la inflación.

En este contexto, el BCE podría comprar obligaciones de países de la zona euro en situación de gran dificultad financiera, considerados como activos de alto riesgo.

Numerosos observadores advierten de que la inflación se encuentra en zona negativa desde diciembre en la zona euro. Una primera estimación oficial se publicará mañana.

El año no hace más que comenzar y "los dos grandes temas anunciados como determinantes para los mercados en 2015 ocupaban los titulares: la oferta excedentaria de materias primas y la zona euro", señalaba Evan Lucas, analista de IG Ltd. en Melbourne, citado por Bloomberg News.

Aunque la bajada del euro tiene sus ventajas -sobre todo para las empresas exportadoras-, los inversores se alarman ante las dificultades de Grecia, que la canciller alemana, Angela Merkel, estaría dispuesta a dejar salir de la Eurozona si llega al poder Syriza, partido de la izquierda radical, en las legislativas del 25 de enero.

Agencias Reuters, EFE y AFP

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.