La Casa Blanca reafirmó su promesa de cerrar Guantánamo en el término de un año

Denis McDonough, jefe de Gabinete, aseguró que el presidente Barack Obama sigue trabajando con el Congreso para lograr el cierre de la prisión antes de enero de 2017
(0)
10 de enero de 2016  • 20:01

WASHINGTON.- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama , sigue comprometido a cerrar la cárcel de la Base Naval de Guantánamo (Cuba) antes de abandonar el poder en enero del año próximo, aseguró hoy su jefe de gabinete, Denis McDonough.

En una entrevista con la cadena de televisión Fox News, McDonough dijo acerca del presidente que: "Él siente que tiene una obligación con su sucesor para cerrarlo, y por eso vamos a hacerlo. Por supuesto que sí".

El jefe de gabinete de Obama no precisó, sin embargo, si el mandatario podría echar mano de medidas ejecutivas o decretos para cerrar la prisión para sospechosos de terrorismo en caso de que el Congreso no coopere en su plan. "El presidente ha dicho que va a presentar un plan al Congreso y trabajar con el Congreso, y después llegaremos a alguna determinación final", se limitó a indicar McDonough.

Desde su primera campaña electoral presidencial en 2008, Obama prometió cerrar la prisión en el plazo de un año, y desde entonces ha apuntado a las trabas del Congreso para el traslado de los presos como el principal obstáculo que le ha impedido cumplir esa promesa.

La Administración de Obama ha avanzado mientras tanto en el traslado de prisioneros a terceros países, y en la prisión quedan actualmente 105 reos de los cerca de 800 que llegó a albergar a comienzos de la década pasada, la mayoría de ellos sin que se presentaran cargos en su contra.

La Casa Blanca tiene previsto dejar la población carcelaria por debajo del centenar antes de que finalice el mes de enero, para acelerar las liberaciones de aquellos que no suponen una amenaza y considerar opciones carcelarias para los que sí son catalogados de peligrosos o están a espera de un juicio en comisión militar.

El Pentágono lleva más de medio año trabajando en un plan para cerrar la cárcel, y a finales de 2015 la Casa Blanca rechazó un primer proyecto por considerarlo demasiado costoso.

El cierre de Guantánamo también se ve entorpecido por el temor de legisladores y expertos de que los expresidiarios de Guantánamo, donde se produjeron interrogatorios con tortura y se creó un sistema fuera de las garantías legales estadounidenses, se unan a grupos radicales islámicos nada más salir de la prisión. EFE

Agencia EFE

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.