Elecciones. La centroizquierda italiana logró un triunfo contundente en las municipales