La CIA revisa si se magnificó la amenaza del régimen iraquí

Un equipo cruzará informes previos con lo hallado en terreno
(0)
23 de mayo de 2003  

WASHINGTON (EFE).- La Agencia Central de Inteligencia (CIA) ha empezado a investigar si la evaluación de la amenaza iraquí realizada antes de la guerra -y de su supuesto arsenal químico, biológico y radiactivo- fue equivocada, afirmó ayer el diario The New York Times.

Según el diario, el jefe de la CIA, George Tenet, formó un equipo de funcionarios de la agencia ya retirados para que revise las informaciones de inteligencia acerca de Irak que circularon dentro del gobierno estadounidense antes de la guerra, especialmente aquellas referidas a los supuestos vínculos de Bagdad con el terrorismo y las armas de destrucción masiva. Esos datos serán contrastados con lo que realmente se ha descubierto tras el fin de la guerra.

"El hecho de que las fuerzas estadounidenses no hayan encontrado pruebas concluyentes de los vínculos de Irak con (la red) Al-Qaeda ni armas no convencionales ha añadido urgencia al resultado de este estudio", señaló el diario, que cita a funcionarios no identificados en un artículo publicado en tapa.

La reevaluación incluirá los informes producidos por la CIA, el Consejo Nacional de Inteligencia, la Agencia de Inteligencia de Defensa y otros organismos dedicados al espionaje y el análisis de información.

En octubre pasado, el jefe del Pentágono, Donald Rumsfeld, pidió a Tenet que revisara las evaluaciones que la agencia producía acerca del peligro que representaba Irak para la seguridad nacional de Estados Unidos.

Según el Times, antes de la guerra había una contradicción entre la percepción del Ministerio de Defensa sobre esa amenaza y "lo que algunos funcionarios del Pentágono entendían como excesiva cautela en el análisis de la CIA, que encontraba muy pocas conexiones entre Irak y Al-Qaeda".

Información politizada

Ya entonces, Tenet aceptó la idea de una revisión y convino con Rumsfeld que, si se llevaba a cabo la invasión, se haría una comparación de las evaluaciones de las agencias de espionaje y de lo descubierto tras la guerra.

El nuevo informe, que es apoyado por algunos analistas y funcionarios que creen que la información de inteligencia sobre Irak ha sido politizada, se focalizará en unos pocos temas sensibles, incluso hasta qué punto Estados Unidos magnificó la amenaza de un Irak que, supuestamente, estaba tratando de desarrollar armas nucleares, biológicas y químicas, señaló el diario.

La idea original de Rumsfeld acerca de la revisión de datos nació de su convicción de que si Estados Unidos iba a la guerra con Irak, los servicios de inteligencia debían estudiar los reportes producidos antes del comienzo de las hostilidades para compararlos luego con la realidad descubierta en el terreno una vez finalizada la lucha.

Pero el informe llega en un momento de creciente tensión entre el Pentágono y la CIA.

Funcionarios de inteligencia dijeron que varios analistas de la CIA se han quejado por lo bajo de que altos responsables de la administración de George W. Bush intentaban presionarlos para que produjeran reportes que avalaran la posición del gobierno sobre Irak.

Además, varios agentes de la CIA que se molestaron por lo que, a su juicio, ha sido la politización de la inteligencia concerniente a Irak, fueron los primeros en revelar la existencia de este nuevo informe de la CIA, señaló el Times.

Según el diario, algunos funcionarios y ex funcionarios de inteligencia dicen que cada vez queda más en claro que la CIA, el Pentágono y las otras agencias no sabían antes de la guerra tanto como se creía acerca de los programas de armas de Irak y sus vínculos con grupos terroristas.

Un importante oficial de los servicios de espionaje advirtió que la revisión no está diseñada como una "cacería de brujas", sino más bien como un ejercicio intelectual para encontrar formas de mejorar el funcionamiento de los servicios de inteligencia.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.