La corrupción ya hace retroceder el valor de Petrobras

Las acciones de la empresa cayeron a niveles mínimos, golpeadas por el Petrolão
Alba Santandreu
(0)
21 de diciembre de 2014  

SAN PABLO.- La petrolera estatal Petrobras fue durante años la "joya del imperio" para los brasileños, pero ahora ellos son testigos de cómo un gigantesco escándalo de corrupción arrastra parte del valor de la mayor empresa de Brasil.

Las acciones de la compañía llegaron a alcanzar esta semana su menor valor en los últimos diez años con el lastre de una tormenta perfecta que incluye episodios de corrupción, aplazamiento de la divulgación de sus resultados financieros del tercer trimestre y la caída internacional del precio del petróleo.

Los papeles preferenciales bajaron el lunes hasta los 9,18 reales (unos 3,45 dólares), el menor valor desde julio de 2005, mientras que los ordinarios retrocedieron hasta los 8,52 reales (unos 3,21 dólares), una cifra que no se veía desde septiembre de 2004, según la consultora Economatica.

El declive de los títulos de Petrobras en los últimos meses perjudica principalmente a los inversores "estándar" -trabajadores de clase media que mantienen las acciones durante un período largo de tiempo- que compraron a partir de 2010, en medio de las expectativas generadas por los yacimientos del presal, el horizonte de exploración descubierto en aguas muy profundas del océano Atlántico.

"Los que compraron en 2010 están muy perjudicados porque compraron a 26,10 reales la acción debido a las expectativas del presal", comentó Ricardo Pinto Nogueira, superintendente de operaciones de la consultora Souza Barros.

En 2010, Petrobras captó 120.000 millones de reales (unos 45.112 millones de dólares) con la venta de acciones para financiar sus operaciones en el presal, pero el martes el valor total de la compañía era inferior a esa cifra, según Pinto Nogueira.

En medio de este escenario, el economista tan sólo recomienda comprar ahora acciones de la petrolera si los inversores tienen "paciencia" para esperar a vender en dos o tres años, momento en el que, según explica, "la compañía habrá cambiado la administración y recuperará su ritmo con normalidad".

El economista destacó también que el precio de los papeles ya puede estar lo suficientemente bajo como para atraer sobre todo a los especuladores, que negocian los papeles rápidamente para lucrar a corto plazo.

"Es el momento para los especuladores, que venden rápido, pero éste no es el perfil del cliente común de Petrobras. Por lo general, si se pretende vender [las acciones] en dos o tres meses, que suele ser lo habitual, no vale la pena que se compre ahora porque está la expectativa de los resultados", añadió.

Hace una semana, la petrolera postergó, por segunda vez, la divulgación del balance financiero del tercer trimestre de 2013 para dar más tiempo a los auditores externos que contrató para determinar si los desvíos descubiertos en los últimos meses afectaron sus finanzas.

El aplazamiento generó desconfianza entre los inversores y ,a pesar de cerrar anteayer al alza, las acciones preferenciales de Petrobras acumularon pérdidas del 3,65% durante la semana, mientras que las ordinarias retrocedieron un 0,74% en el mismo período.

En el último mes, los papeles de la compañía sufrieron una depreciación de alrededor del 30%, afectados también por la caída del precio internacional del petróleo.

A pesar de la situación, el consultor brasileño aseguró que Petrobras, responsable por sí sola de cerca del 13% del producto bruto interno (PBI) brasileño, sigue "siendo, de todas formas, un buen negocio a largo plazo", ya que la empresa continúa "lucrativa".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.