El drama migratorio, un triste récord

Los refugiados y desplazados llegarían a más de 60 millones , según Acnur
Luisa Corradini
(0)
19 de diciembre de 2015  

Policías griegos rodean a inmigrantes en la frontera con Macedonia
Policías griegos rodean a inmigrantes en la frontera con Macedonia Crédito: Sergey Ponomarev/NYT

PARÍS.– No hacía falta conocer las cifras para imaginarlo. Con la cifra récord de unos 60 millones de refugiados y desplazados forzosos, el mundo –rico como el rey Creso y tecnológicamente capaz de explorar Marte– enfrenta el drama migratorio más grave que conoció desde el final de la Segunda Guerra Mundial, advirtió la ONU. En 2005 había 19,4 millones de personas afectadas.

Estos 15 años del siglo XXI representan uno de los períodos más negros de la Historia, debido a la multiplicación de conflictos que empujaron al exilio a 11 millones de personas en Siria; 6,4 millones en Colombia; 4 millones en Irak, y 3,6 millones en Afganistán.

Hace tiempo que el mundo tiene grabadas en la retina las imágenes de ese éxodo planetario. Miles de jóvenes que tratan de franquear las alambradas de púas en los enclaves españoles de Ceuta y Melilla. Dantescas travesías de hombres, mujeres y chicos hacinados en botes de fortuna que atraviesan el mar Mediterráneo.

En total, 991.000 consiguieron poner un pie en Europa. A ese ritmo, antes de que termine el año, se superará la marca simbólica de un millón de refugiados, anunció ayer desde Ginebra la Organización Mundial para la Migración (OIM).

Son macabros naufragios. Tráficos despiadados. Miles de vidas segadas por la muerte y la desesperación. Columnas interminables de seres humanos que inventan cada día una nueva forma de llegar a la tierra prometida, desafiando obstáculos, barreras, inclemencias y abusos de gobiernos y fuerzas de seguridad.

En 2015, por lo menos 3500 personas murieron en su intento de atravesar el Mediterráneo.

"El flujo es tan sostenido en esta época del año que quizás el martes próximo, incluso antes, superaremos el millón de migrantes que llegaron a Europa", afirmó Joel Millman, vocero de la organización. "Esto es extraordinario", confesó.

El anuncio se produjo en el Día Internacional de los Migrantes. Simultáneamente, un informe de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) confirmó que -desde que comenzó el siglo- las guerras, la pobreza y los conflictos provocaron el desplazamiento de una cantidad sin precedente de seres humanos: alrededor de una persona de cada 122 en el planeta.

Para la Acnur, que contabiliza desde 1951 los solicitantes de asilo, los que obtuvieron el estatus de refugiados, los desplazados internos e incluso los apátridas, sus estadísticas permiten afirmar que el flujo actual de migrantes es el más importante desde la Segunda Guerra Mundial. Nunca hubo tantos refugiados en el planeta en los últimos 70 años.

Ese incremento progresivo sufrió una aceleración desenfrenada a partir de 2005. Ese año hubo 19,4 millones de desplazados (o refugiados) en el mundo. Esto, sin contar a los repatriados, de regreso en sus respectivos países después de un período de exilio. A comienzos de 2015, el total se elevaba a 52,9 millones y este año, según proyecciones, se superaría el récord de 60 millones.

Ese vertiginoso aumento responde sobre todo a la multiplicación de conflictos. Acnur enumera 15 en los últimos cinco años: ocho en África, tres en Medio Oriente, uno en Europa y cuatro en Asia.

Sin sorpresas, el contingente más importante de refugiados proviene de Siria, donde la guerra civil empezó en 2011 y terminó transformándose en un conflicto total que dejó un país en ruinas. A principios de año, la Acnur estimaba que los sirios desplazados eran 11,7 millones, sobre una población de 23 millones. Es decir, más de la mitad. La situación es tan calamitosa en el país que la agencia de la ONU reconoce automáticamente como "refugiada" a toda persona que huye de Siria.

La segunda nacionalidad entre los desplazados del mundo es más sorprendente: los colombianos. Más de seis millones de personas huyeron de los sangrientos combates de la guerra civil entre el ejército y los grupos irregulares (sobre todo las FARC), que causaron más de 220.000 muertos.

Con 4,1 millones de refugiados, los iraquíes son el tercer grupo más afectado por la violencia armada. Poco más de un tercio son desplazados internos. Los otros escaparon de ese país, que padeció una guerra en 2003 y después un enfrentamiento armado entre chiitas y sunnitas y las exacciones del terrorismo islamista.

A pesar de las afirmaciones de populismos y extremismos políticos, todos esos desplazados no están en los países ricos: nueve de cada 10 están en campos de refugiados de países menos desarrollados. Entre ellos, los tres países que tienen mayor cantidad de desplazamientos internos: Siria, Colombia e Irak. Pero también República Democrática del Congo (3 millones), Pakistán (2,8 millones) y Sudán (2,4 millones).

Medio Oriente concentra en todo caso un tercio de los refugiados del planeta, con 17,2 millones: Turquía recibe 1,6 millones (o sea, 223 por cada 10.000 habitantes) y el Líbano, 1,2 millones. Más allá de las cifras, la Acnur señala otras preocupantes tendencias. La tasa de retorno voluntario está en su nivel más bajo desde hace más de tres décadas.

"Nunca hubo una mayor necesidad de tolerancia, comprensión y solidaridad con las personas que lo perdieron todo", dijo Antonio Guterres, alto comisionado de la Acnur, al presentar el informe.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.