La crisis política en Alemania provoca la caída de la sucesora elegida por Merkel