La Cumbre del G-8 quedó marcada por la resolución sobre Irak