La Cumbre terminó, pero Chávez se queda