La deuda de los bancos españoles alcanzó un nuevo récord