La empresa acusada de explotación laboral dijo que todo fue un engaño

Luego de una investigación, Primark concluyó que las etiquetas eran falsas y que fueron una maniobra de manipulación. Además, la empresa ratificó su compromiso con las condiciones de trabajo dignas
(0)
27 de junio de 2014  • 20:07

Luego de la polémica que se desató en todo el mundo por dos mujeres que denunciaron que habían encontrado etiquetas sobre acoso laboral en sus prendas compradas en Primark, la empresa realizó una investigación y concluyó que esa ropa había sido objeto de una manipulación.

La denuncia se conoció luego de que Rebecca Gallagher, una joven galesa de 25 años, que buscaba las instrucciones de lavado de un vestido de flores de 12 euros que había comprado en Primark, encontrara un mensaje que decía: "obligados a trabajar durante horas agotadoras".

A esa denuncia se sumó la de Rebecca Jones que encontró otro mensaje que decía: "degradantes condiciones de taller clandestino". Esta prenda era una camiseta azul marina de lunares que la chica había comprado en Swansea, también en Gales, en 2013.

"Nuestra investigación sobre las etiquetas cosidas en dos prendas compradas en nuestra tienda de Swansea en 2013, nos llevó a la conclusión de que lo más probable es que esto haya sido un engaño en el Reino Unido", dijo un vocero de la empresa. "Las etiquetas eran claramente de la misma fuente. Es casi imposible imaginar circunstancias en que, similares etiquetas hayan podido ser cosidas en los vestidos en las fábricas en que eran hechos, dado que fueron realizados por diferentes proveedores, en diferentes continentes, uno en Rumania y el otro en la India, a miles de kilómetros de distancia", explicó.

En cuanto a una tercera prenda que apareció, un par de pantalones con una nota similar que se compraron en Irlanda del Norte en 2009, el vocero dijo que la compañía todavía investigaba el caso, tanto en el Reino Unido como en China.

Para demostrar su compromiso con el trabajo ético y las condiciones de trabajo dignas, el vocero continuó: "Nadie debería dudar que Primark le da la mayor importancia al bienestar de sus trabajadores en toda la cadena de trabajo. La empresa no vendería prendas a menos que esté absolutamente segura de que fueron hechas en concordancia con el código de conducta. Es por este motivo que nos tomamos todas las denuncias de infracciones de nuestro código de cualquier fuente extremadamente en serio. De hecho, hacemos fácil y accesible a los trabajadores en nuestra cadena de proveedores que se contacten de manera confidencial, y por distintos medios".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.