La eterna pesadilla de una mujer cristiana en Sudán

La sudanesa que hace dos días evitó la pena de muerte ayer fue detenida en el aeropuerto
(0)
25 de junio de 2014  

KHARTUM (EFE).- No podía ser tan fácil. Nada en Sudán lo es, y menos para una mujer que profesa una religión minoritaria como la cristiana.

Meriam Ibrahim Ishaq, la sudanesa de 27 años que anteayer se libró de una condena a pena de muerte, ayer fue detenida junto a su familia en el aeropuerto de Khartum sin que hayan trascendido los motivos de su arresto, explicó a la prensa su abogado, Elshareef Mohammed.

El abogado agregó que fueron 40 los agentes de seguridad que detuvieron a Meriam; a su marido, Daniel Wani, y a sus dos hijos, y los trasladaron a un lugar desconocido cuando estaban en el aeropuerto de la capital sudanesa intentando dejar el país.

El año pasado, un hombre que decía ser hermano de Meriam denunció a las autoridades que su matrimonio con el cristiano Daniel Wani era ilegítimo. La corte la condenó a recibir 100 latigazos en público por adulterio y a muerte por apostasía. Pero anteayer un tribunal de apelación levantó la condena y ordenó su libertad. La familia se dispuso entonces comenzar una nueva vida en Estados Unidos, pero ayer las cosas tomaron un giro inesperado nuevamente.

Meriam Ibrahim Ishaq

Meriam,de 27 años e hija de un padre musulmán, se casó con un cristiano y fue condenada a muerte en mayo por blasfemia y apostasía

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.