Insólito negocio en Inglaterra. La "feria del divorcio" hace furor en Europa