La hora de dejar de lado la indiferencia y asumir compromisos