Menú

La increíble historia de un padre que para apoyar a su hijo decidió vestirse con ropa de mujer

Nils Pickert, con su hijo de cinco años, en un pueblo alemán Crédito: Revista Emma

Nils Picket tiene un niño de cinco años al que le gustar usar vestidos, maquillarse y pintarse las uñas; "Que un niño se ponga una falda no es malo", sostuvo

6 de octubre de 2012  • 16:45

Pickert y su hijo salieron a pasear libremente por un pequeño pueblo de Alemania, ambos vestidos con polleras. "Que un niño se ponga una falda no es malo, no hace daño a nadie", es el mensaje que quiere trasmitir.

Su experiencia fue relatada en primera persona en la revista "Emma" y rápidamente recorrió el mundo. La fotografía de ambos se reprodujo por las redes sociales y los blogs. "No estoy dispuesto a que mi hijo crezca bajo la presión de unos valores sociales en los que no creo, y que considero que dañan más de lo que benefician. Los roles establecidos sólo coartan las libertades individuales de cada persona, impidiendo que nos desarrollemos como nuestra naturaleza nos dicta", dijo en el artículo.

Pickert es periodista y trabaja como freelance para algunos medios. Y eso lo impulsó a querer contar su historia. Pero lo que no esperaba es la repercusión que tuvo; incluso, el artículo fue traducido a varios idiomas. La consecuencia fue una terrible exposición mediática para su hijo lo que lo ha llevado a pensar en contratar un guardaespaldas que evite a la prensa acercarse al niño. "Menos mal que la reacción mundial ha sido mayoritariamente positiva. De lo contrario, no quiero ni pensar en la situación en la que estaríamos", admitió.

Cuando los compañeros de la escuela burlan a su hijo, él responde tranquilo y orgulloso: "Ustedes no se atreven a vestir polleras porque sus padres tampoco se atreven".

TEMAS EN ESTA NOTA