La jueza que se convirtió en símbolo de la resistencia al autoritarismo en Polonia

La presidenta del Tribunal Supremo, Malgorzata Maria Gersdorf, se rebeló contra una controvertida reforma de la justicia
La presidenta del Tribunal Supremo, Malgorzata Maria Gersdorf, se rebeló contra una controvertida reforma de la justicia Fuente: AFP
(0)
5 de julio de 2018  • 11:35

VARSOVIA.- La resistencia contra la deriva autoritaria del gobierno de Polonia la encabeza una mujer. La presidenta del Tribunal Supremo, Malgorzata Maria Gersdorf, se rebeló contra la controvertida reforma de la justicia, que jubiló anticipadamente a 37 jueces, y se niega a renunciar a su puesto de trabajo.

La nueva ley involucra a 37 jueces de los 73, obligados a renunciar a los 65 años, y es defendida por el ejecutivo y el jefe de estado, Andrzej Duda, como un modo de hacer que los tribunales sean más democráticos y los jueces más responsables ante los votantes, alejando el riesgo de corrupción.

Para la oposición y la Comisión Europea, sin embargo, el partido Ley y Justicia que está en el poder, está destruyendo el orden democrático y la autonomía de la justicia a través de una ley que impone un control político sobre los tribunales. Ayer hubo masivas manifestaciones desde Varsovia a Cracovia contra la reforma judicial.

Gersdorf, de 66 años, forzada a renunciar por su edad, desafió ayer al gobierno polaco presentándose en su puesto de trabajo. "He venido para defender la legalidad. Mi presencia aquí no es por política, estoy aquí para proteger el Estado de derecho", dijo a su llegada al alto tribunal de Varsovia, arropada por cientos de personas, incluidos políticos de la oposición, que la felicitaban por su entereza ante la polémica reforma.

Manifestantes polacos protestan ante el Tribunal Supremo, en Varsovia
Manifestantes polacos protestan ante el Tribunal Supremo, en Varsovia Fuente: AFP

"Es una purga en la Corte Suprema disfrazada de reforma de pensiones", sentenció Gersdorf, cuyo mandato de seis años debería expirar en 2020. "No tengo intenciones de renunciar", estimó la jueza respaldada por unos 60 colegas.

Licenciada en Derecho por la Universidad de Varsovia en 1975 y doctorada en 1981, Gersdorf se sumó en los años 80 a la lucha por las libertades de Lech Walesa, emblema de la lucha contra el comunismo, que luego se convertiría en presidente y obtendría el Premio Nobel de la Paz

Casada y madre de un hijo, Gersdorf dedicó toda vida a la justicia. Tras la caída del régimen comunista, trabajó en la Comisión de Conciliación Social, que ayudó a los presos políticos a volver al mercado laboral.

El gobierno defendió la reforma

El ministro de justicia polaco, Zbigniew Ziobro, dijo hoy en la radio que Gersdorf "estaba jubilada y debía atenerse a la reforma". Según el gobierno, debió cesar en su cargo el martes a medianoche.

Pero la oficina de prensa de la Corte Suprema indicó que "La señora Gersdorf estaba trabajando en su oficina esta mañana".

"Antes de hablar, miren más de cerca lo que nos está sucediendo. Hoy los jueces son mucho más independientes", resaltó, por su parte, el primer ministro Morawiecki. Y concluyó: "No sean paternalistas" porque "la democracia en Polonia nunca ha estado tan viva".

Los polacos en la plaza, sin embargo, no lo creen así, y algunas dudas también se advierten en Bruselas. "Si hay una amenaza para el sistema legal, no podemos simplemente hacer la vista gorda", dijo el vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, porque "no podemos simplemente decir que es solo un asunto nacional".

La CE lanzó el lunes un nuevo procedimiento de infracción contra Polonia para "proteger la independencia de la Corte Suprema" polaca.

Agencias AFP y AP

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.