La letra chica demora el acuerdo con Irán

Las potencias buscaban acercar posiciones sobre el plan nuclear
(0)
24 de noviembre de 2013  

GINEBRA.– La disputa nuclear entre las grandes potencias y el régimen iraní para controlar su cuestionado programa atómico, del cual se sospecha que tiene propósitos militares, pasó a ser en las últimas horas una "disputa sobre la redacción" del acuerdo que las dos partes esperaban firmar de un momento a otro.

"La disputa es sobre la redacción del texto", dijo ayer el jefe de los negociadores iraníes, Abbas Araghchi, quien no estaba seguro de que su país y el grupo 5+1 (Estados Unidos, Rusia, China, Gran Bretaña, Francia y Alemania) llegaran a coronar cuatro días de negociaciones con la firma de un convenio provisional, que congele por seis meses el programa nuclear iraní a cambio del alivio de sanciones internacionales.

Cada palabra cuenta en este marco diplomático que espera encarrilar pacíficamente una de las mayores preocupaciones de la comunidad internacional en Medio Oriente.

Y aunque fueron disminuyendo, durante la jornada persistieron "importantes divergencias" que hacían las negociaciones "mucho más duras", señaló el canciller británico, William Hague.

Mientras los iraníes insistían en los últimos días en el "derecho" de Irán a llevar adelante el enriquecimiento de uranio –para usar con fines exclusivamente civiles–, varias versiones indicaron ayer que los países occidentales, si bien estaban dispuestos a permitir el procesamiento del mineral, no querían explicitarlo en los papeles.

Otro punto pendiente era la planta de agua pesada de Arak, que está en construcción y donde se generará plutonio, un elemento que puede ser utilizado de forma alternativa al uranio enriquecido para la fabricación de una bomba nuclear. La diferencia estaba entre detener completamente la edificación o dejarla por el momento desactivada.

La postergación de la firma podría derivar en una nueva ronda de negociaciones.

Agencias EFE, AFP y Reuters

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.