La llegada de Harry y Meghan no entusiasma demasiado a los canadienses

La noticia del arribo del príncipe Harry no generó un gran revuelo, incluso cosechó rechazos
La noticia del arribo del príncipe Harry no generó un gran revuelo, incluso cosechó rechazos Fuente: Archivo
(0)
21 de enero de 2020  • 11:22

La llegada del príncipe Harry a Canadá suma un nuevo episodio a la trama que se desató desde que los duques de Sussex decidieran renunciar a sus funciones reales y que mantiene en vilo a los medios del mundo, especialmente en Gran Bretaña. Sin embargo, en la nueva tierra donde Harry vivirá con Meghan y su hijo, Archie, la noticia del arribo del príncipe no generó un gran revuelo e incluso cosechó rechazos.

Según una encuesta del Instituto Angus Reid, una organización de encuestas sin fines de lucro, a la mitad de los canadienses contactados "realmente no le importa" si la pareja echa raíces en Canadá, tal como consignó The New York Times.

Sin embargo, el punto más relevante que parece preocuparle a los canadienses apareció al conocer que un 73% de los encuestados dejó en claro que no quiere que Canadá gaste dinero en la seguridad de la pareja real.

"Todo esto se está cumpliendo con un encogimiento de hombros real", dijo Shachi Kurl, director de Angus Reid, con sede en Vancouver. Para el ejecutivo, " hay una desconexión entre la cobertura de esta historia y las percepciones de cuál será la reacción de las personas. Realmente le indica a la familia real que Canadá no debe darse por sentado".

Pero esto no es todo. El descontento con la llegada de los duques a Canadá se vio reflejado también en las páginas de los diarios, ya que The Globe and Mail, uno de los más importantes del país, publicó un editorial en el que critica a la pareja por mudarse a Canadá y los califica de "vagos". " Canadá no es una casa intermedia para cualquiera que quiera salir de Gran Bretaña sin dejar de ser un miembro de la realeza", expresó el escrito.

"[Canadá] da la bienvenida a personas de todas las religiones, nacionalidades y razas, pero si usted es un miembro de alto rango de una familia real, este país no puede convertirse en su hogar", agrega el editoral, según citó el sitio 20minutos.es.

Uno de los principales debates que se abrió a partir de la mudanza de la pareja real, además de la cuestión de su seguridad, es a dónde vivirán. En un principio, el periódico The Sun en Gran Bretaña confió que los duques tenían en vista una casa de seis habitaciones en Vancouver valuada en 35.8 millones de dólares canadienses (27.4 millones de dólares). Sin embargo, los medios canadienses desestimaron esa información, ya que el agente de bienes raíces que maneja la oferta de la casa dijo que no tiene conocimiento de ningún interés por parte de Harry o Meghan.

En este sentido, varios residentes de Vancouver manifestaron que le darían la bienvenida a la pareja como vecinos, aunque quizás no porque consideran que aspiran a encontrar un estilo de vida más privado.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.