La madre de todas las batallas: en Venezuela, la escasez llegó hasta los partos