La Meca: construirán la segunda torre más alta del mundo