Suscriptor digital

La misteriosa agenda diaria de Donald Trump

El presidente norteamericano Donald Trump
El presidente norteamericano Donald Trump Fuente: AFP
(0)
7 de febrero de 2019  • 15:57

WASHINGTON.- Normalmente un jefe de Estado tiene su jornada repleta de la mañana a la noche con reuniones oficiales con su equipo, diplomáticos y mandatarios de otros países. Pero ese no es el caso del norteamericano Donald Trump . Más allá de las actividades que se anuncian en su página oficial, según la filtración de los datos de su agenda real, la mayor parte de su tiempo, el 60% en los últimos tres meses, estuvo englobado bajo la misteriosa definición de "executive time".

El término "executive time" (tiempo ejecutivo), pasó a formar parte de la lista de "trumpismos", junto a "fake news" (noticias falsas) o "alternative facts" (hechos alternativos), frases que en este gobierno adquirieron un sentido propio. El eufemismo fue acuñado por el exjefe de gabinete John Kelly para referirse a los momentos en que todo indica que el presidente dedica a mirar televisión, enviar tuits o hablar por teléfono con periodistas amigos. No se trata de tiempo dedicado a ninguna actividad importante, porque incluso en la agenda oficial, los "executive time" suelen ser un "break" de unos 15 minutos entre una reunión y otra. Además, los horarios coinciden con los momentos en que aparecen publicados sus tuits.

El cálculo del tiempo que Trump dedicó los últimos tres meses, desde las elecciones de noviembre, a la TV, tuits y charlas telefónicas fue filtrado por el sitio Axios este fin de semana.

Chris Whipple, autor del libro The Gatekeepers, sobre la rutina diaria en la Casa Blanca, afirmó que las actividades del "executive time", "no tienen nada que ver con el gobierno. Sólo las usa para hacer payasadas, hablar con sus amigos, tuitear y mirar televisión. Si esa actividad tuviera algún propósito gubernamental, sin dudas estaría en la agenda oficial".

Desde el oficialismo, la consejera del presidente Kellyanne Conway defendió las actividades de Trump en los "executive time". "Si van a presumir que todo es negativo, siempre van a leer todo en esa clave", dijo esta semana Conway a la prensa en los jardines de la Casa Blanca. "Pero como ustedes pueden ver, es un presidente muy activo y los resultados hablan por sí solos.Y mucha gente en este país está muy feliz con esos resultados".

Christopher Ruddy, CEO del multimedio Newsmax y viejo conocido de Trump, también defendió al presidente. "Él es probablemente el empresario más trabajador que he conocido en mi vida. Su rutina diaria comienza a las seis de la mañana o antes y se extiende hasta la medianoche. Claro, saca tiempo para el golf y algunas actividades sociales, pero estas son la excepción".

En tanto el sitio Factbase, que lleva la cuenta de la cantidad de tiempo que Trump pasa en la Casa Blanca y haciendo otras actividades, tiene calculado que de los 748 días que lleva en el gobierno, 169 los dedicó a jugar al golf (múltiples visitas en un mismo día a un campo de golf cuentan cada una como un día).

El golf, el pasatiempo favorito de Trump
El golf, el pasatiempo favorito de Trump Fuente: Reuters

Los medios norteamericanos compararon también la jornada laboral de Trump con la de sus predecesores. En las antípodas de Trump se ubica a George W. Bush , un obsesivo del orden y la puntualidad cuya agenda quedaba cerrada con meses de anticipación. Se despertaba puntualmente a las 5.15 y se acostaba a las 21. A veces veía algún espectáculo deportivo, pero no era un fanático de la televisión.

Igualmente disciplinado era Barack Obama , con la diferencia de que podía quedarse despierto hasta las 2 de la mañana.

La desordenada agenda de Trump se parece mucho más a la de Bill Clinton que solía llegar tarde a las reuniones y siempre extendía cada encuentro más allá de los horarios prefijados. Tanto desorden llevó a su jefe de gabinete Erskine Bowles a prepararle un estudio sobre el mejor aprovechamiento del tiempo.

En el caso de Ronald Reagan y su esposa Nancy su pasatiempo favorito era mirar películas en la Casa Blanca. Ambos exactores de Hollywood, vieron 363 películas en los ocho años de presidencia.

Agencia AP

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?