Conmoción en Brasil. La muerte de Covas deja a Cardoso sin su mejor aliado