La muerte de Maradona. El papa Francisco lo recuerda con afecto y lo tiene presente en sus oraciones