La Mukata, el cuartel general devastado