El escenario. La (no) doctrina Trump: flexible, intuitiva e impredecible