La noticia, difudida por un periodista de la BBC