La odisea de los ocho extranjeros liberados de una cárcel talibana