La odisea del hijo de una víctima del incendio en un hospital en Río de Janeiro: "Mi madre fue asesinada"

Emanoel Santos Melo, el hijo de Luzia Santos Melo, la primera víctima identificada en el incendio del Hospital Badim en Río de Janeiro
Emanoel Santos Melo, el hijo de Luzia Santos Melo, la primera víctima identificada en el incendio del Hospital Badim en Río de Janeiro Crédito: Gabriel Paiva/O Globo
(0)
13 de septiembre de 2019  • 11:34

RÍO DE JANEIRO.- "Mi madre fue asesinada", dijo Emanoel Santos Melo, de 61 años, hijo de Luzia Santos Melo, de 88 años, la primera víctima identificada del incendio del Hospital Badim en Río de Janeiro, en el que murieron al menos once personas, según indicó el Cuerpo de Bomberos de Rio de Janeiro.

En el Instituto Forense, Santos Melo informó que había estado acompañando a su madre desde el miércoles, quien estaba internada en la unidad de cuidados intensivos (UCI) en el primer piso debido a problemas de hipertensión que derivaron en problemas pulmonares.

Santos Melo indicó que antes del incendio hubo un apagón momentáneo en el hospital y 20 minutos después una explosión, seguida del olor a combustible.

Los equipos comenzaron las tareas de rescate y a retirar a los pacientes, en un operativo que se vio caótico.

Sin embargo, según Emanoel, no había máscaras para proteger a los pacientes del humo: "Querían llevarse a mi madre sin máscara. Entonces me volví loco. Dije que necesitaba tener una máscara".

Luzia Santos Melo estaba internada por problemas pulmonares
Luzia Santos Melo estaba internada por problemas pulmonares Fuente: Archivo

"Luego pasé por el área donde está la lactancia. Ya estaba todo abandonado y encontré solo una máscara que se la puse a mi madre", continuó con el relato el hijo de la víctima. "Me quité la camisa y me tapé la cara para poder salir. No había nadie guiando. Mi madre estaba en la casilla 2. Como estaba lejos de la salida, fue prácticamente la última en ser retirada de la UCI", agregó Santos Melo.

También dijo que al salir del hospital, los bomberos le impidieron acompañar a su madre. "Me golpearon en el pecho", indicó.

La noticia

Sin noticias del paradero de su madre, el hombre recorrió hospitales y estaciones de policía en la región hasta que, a las 3.15 de la mañana, se confirmó su muerte en el propio Badim.

"Simplemente dijeron 'se fue y no sabemos a dónde fue'. Entonces, mi hermano y yo decidimos pasar por los hospitales de la Zona Sur. De vuelta en Badim, me informaron a las 3:15 de la mañana que ella había muerto. Ella ya estaba allí en un saco, muerta", dijo Santos Melo.

El hijo de la víctima estaba enojado con el servicio ofrecido por Badim: "Mi madre fue asesinada. ¿Tenía 88 años de edad? Sí. ¿Era probable que muriera? Sí. Pero no así".

También dijo que tiene la intención de demandar al hospital y al Departamento de Bomberos. "Ella estaba lúcida, estaba tranquila, respiraba normalmente y todo. ¿Qué hicieron ellos? Dejaron a mi madre, como los demás, a morir. Entonces digo que hubo un asesinato. Vamos a demandar a este hospital. Pagarán en la corte por lo que han hecho. Y si es posible, despediré al departamento de bomberos por lo que me hicieron a mí y a los demás. No son esos héroes que están diciendo por ahí".

Diario O'Globo/GDA

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.